• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Sobre tu suegra

Tu suegra surge como una nueva confabulación para que la gente norma acabe controlando el universo. Mi nombre es Lucía T.R. Soy periodista y mamá blogguer 24 horas desde que la maternidad acabó con mi anterior carrera profesional. Antes de verme en semejante brete, ya tenía en funcionamiento mi primer blog, Planeando ser padres, donde narro nuestras experiencias reales como padres primerizos, nuestras anécdotas de crianza, nuestras pruebas de puericultura y todo lo que vamos descubriendo en torno al mundo de los bebés. A esta primera iniciativa siguió Planeando viajar con niños. Porque los ingresos en casa disminuyeron, pero no las ganas de vivir, de viajar y de conocer el mundo en familia.

Hace un par de meses, otra compañera y mamá blogger creó Tengo un blog y sé cómo usarlo, un lugar para el entendimiento entre bloggers y marcas, donde me acogieron y me siguen permitiendo narrar de vez en cuando mis experiencias en el ámbito del blogging. Aunque soy 100% autodidacta ¡ya tengo historias para no dormir en mi relación con las marcas!

Y en otro de estos arrebatos de conversaciones con nocturnidad y alevosía junto a otras mamás bloggers, se encendió la chispa que me caló tan hondo como para lanzarme de nuevo al ruedo blogueril, desde cero y con una temática clara ¡la suegra! Un tema que lleva sembrando el odio y el rencor en las familias, que es capaz de resquebrajar parejas y hacer implosionar el mundo de las relaciones personales. Como bloggers, queremos desahogarnos y dejar constancia de nuestras quejas hacia la suegra de forma escrita. Ya sea con nombre y apellido o de forma anónima, Tu suegra quiere convertirse en un espacio abierto a la colaboración de los lectores. Habrá historias dramáticas (ojalá sean las menos) y sobre todo un cúmulo de divertidos despropósitos con el que trataremos de desdramatizar la relación con nuestras suegras y hacer terapia para contar en el blog lo que no queremos decir públicamente.

Que sí, que algún día tú también serás suegra, pero hasta entonces ¡únete al movimiento! Tu bienestar mental lo merece.

3 comentarios:

  1. Hola a todos, mi caso ha de ser muy parecido al de muchas mujeres. Mi error fue darle a mi suegra toda la confianza de entrar a mi casa y estar conmigo desde 3 semanas antes de tener a mi hijo, pues ella insistió tanto en “ayudar”, yo lo acepte, con la idea de llevarnos bien y por ser la mamá de mi esposo pues quererla y tener una bonita relación, pues se paso de agarrar confianza,desde un principio quiso adueñarse de mi casa, entrar a nuestro cuarto como si fuera el suyo a despertarnos, si estaba encuerada le valía madre y otras cosas mas, me cuido en mi cuarentena, me decía que hacer , como y cuando hacerlo, puras ridiculeces sin sentido, . Fue ahí cuando me salio lo contestona, primero de buena manera, pero como no entendia me volví cortante en mis respuestas y deje de tomar en cuenta lo que ella me decía, pues seguía insistiendo, hasta que de plano le daba a entender que estaba mal y yo haría lo que yo quisiera , le bajo bastante. Pues además paso a quedarse fines de semana, puentes de descanso y hasta en nuestras vacaciones, pues poco a poco la fui corriendo fines de semana y puentes, lo platique con mi esposo, se sintio muy mal cuando le dije que no quiero que su mamá este conmigo, pero al fin le dijo que no fuera en mis vacaciones. Me ha costado mucho que agarre la onda. A veces me he sentido hasta grosera. Pero de otra manera no entiende, o se hace la que no entiende, ella no esta sola, tiene a su esposo, y mas hijos, no quiero enbroncarme con mi marido, pero quiero que mi suegra entienda que nosotros tres (esposos e hijos) somos una familia aparte y que como tal debemos vivir, tener nuestros momentos de intimidad y responsabilidad, convivencia. Etc,sin intervención de terceros, que ella puede ir un día o dos a la semana pero nada mas, mi mamá solo va cuando lo requerimos, por que así lo he platicado con ella, aconsejarme por favor personas que hayan tenido éxito en estos problemas ?

  2. Hola, mi suegra viene todas las semanas a mi casa para decirme lo mal que lo hago como madre. Tengo dos niños a los que adoro y llevo tres años aguantando esta situación y ya no puedo más. Ahora acaba de decirme que no puedo volver a bañar así al niño. Incluso debaten con sus otros hijos los comportamientos de mis niños. Tengo una vida y una familia preciosa, pero lo de esta señora está afectando a mi bienestar y por ende al de mi familia. No sé si soy muy blandita o no pero ya no me importa. No puedo más. Aquí estoy tomándome una tila y sin poder dormir, y en breve tendré que dar el pecho al chiquitín, así que aquí sigo perdiendo horas

  3. Hola,
    hace un tiempo, mi pareja y yo nos hemos prometido. Ambos estábamos más que felices, nuestros amigos y familiares dichosos. Pero a toda la ecuación, a mi suegra no le gustó nada la idea.
    Llevamos 10 años y 5 viviendo juntos pero parece ser que eso no vale. Su primera reacción fue… ninguna. No felicitó, no se alegró, no nos abrazó… nada.
    Luego vino el tormento.
    En una cena, compartimos la noticia con algunos familiares más que aún no lo sabían y a pesar del momento eufórico que se formó por parte de ellos, pude ver y oír como mi suegra comentaba el gran error que estábamos cometiendo, porque, según ella, acabaríamos igual de mal que otras parejas de la familia o de conocidos lejanos que se han divorciado y acabado mal con los hijos.
    Eso piensa que voy a hacerle a su hijo.
    Naturalmente me sentó horrible porque hasta ese momento, yo creía mantener una buena relación con ella durante todos esos años. Pero ahora ha llegado al punto (6 meses más tarde del compromiso) de mandarle mensajes exigiéndole que no nos casemos.
    La apreciaba mucho, pero me he sentido tan atacada que ahora no puedo dejar de estar bastante deprimida, enfadada y sobretodo harta de ella.

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras