• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

¿Quién busca consuelo en tusuegra.com? (I)

consuelo en tusuegra.comAntes de confesaros qué tipo de persona busca consuelo en Tusuegra.com empezaré por el principio. En mi otro blog tenía una sección que he dejado una mijita desatendida llamada “Perdidos en mi blog”. A la gente le encantaba leerla y partirse de risa con esas búsquedas curiosas que quien más y quien menos ha tecleado en Google alguna vez para hallar respuesta virtual a sus desvelos reales. Y es que creo que todo blogger debería echarle un ojo a esta parte de sus estadísticas, porque más allá del posicionamiento y de lo que pueda aprender sobre el éxito virtual y los intereses de sus lectores ¡seguro que va a pasar uno de los mejores ratos blogueriles de su vida! La creatividad de la gente nunca dejará de sorprenderme. Y claro, con un tema tan jugoso como el de la suegra, ahora que han pasado 5 meses desde su lanzamiento al ciberespacio, la recopilación de palabras claves con las que algunos lectores han llegado a tusuegra.com son de lo más variopinto, y algunas de lo más preocupante. Os dejo una breve selección, pero prometo ir coleccionando las más divertidas o estrambóticas para que nos riamos juntos.

1. Odio a mi suegra. Como blogger no negaré que ando saltando en una pata sabiendo que la gente que teclea esto en un buscador acaba llegando a este blog. De eso se trataba. No de odiar, sino de cobijarnos juntitos en las noches frías de invierno y en las gélidas relaciones con las suegras. Lo que no imaginaba es que un humano estándar, usuario de internet, le fuera a teclear a Google exactamente estas palabras “odio a mi suegra”. Así, tal cual, sin tapujos ¿Cuántas criaturas desesperadas debe haber por el mundo a la espera de una solución a su sin vivir familiar? Vamos que el dato me enorgullece y me aterra un poco a la vez.

2. Mi suegra en el embarazo. ¡Pánico! Las hay pesadas del todo. Unas te consideran poca mujer por quejarte. Otras te auguran los peores dolores de tu vida en el parto y en el post parto. Otras te asustan con la lactancia y con los sacrificios que conlleva la maternidad. Vamos, como si la mayoría no nos preñásemos ya intuyendo un poco el vuelco que dará nuestras vidas con la llegada de los hijos. Pero ellas disfrutan metiéndose en todo, queriendo saber mas que tu matrona, tu ginecólogo y el inventor de los partos, todos juntos. Y luego quieren protagonismo: ocupar el lugar de tu propia madre, acaparar al bebé, que nadie reluzca más que ellas al lado de esa preñada y de esa criatura después… Sí, yo creo que hay gente que debería consultar con la matrona cómo debe afrontar el trato con la suegra durante el embarazo.

3. Suegra tras el parto. ¡Pobres muchachas! No son pocas las que han llegado movidas por la incertidumbre de no saber si esa suegra bicho que tienen se va a comportar de una forma medianamente razonable cuando lleguen los nietos al mundo. O si van a enloquecer y van a convertirse en una pesadilla y en un quebradero de cabeza. Es que no sé cómo las suegras, que todas habrán parido a un hijo por lo menos, no recuerdan lo que es el embarazo, el parto y la crianza. ¡Y el post parto! ¿Tan pronto se olvidan estas etapas de la vida? ¿Tan mal se quiere a una nuera para hacerlas sufrir en esos momentos?

4. Cómo fastidiar a tu cuñada en tu boda. A pesar de girar en torno a la figura de la mala suegra, las cuñadas empezaron a despuntar con rapidez como otros malos bichos dignas herederas de sus creadoras. Llevamos cantidad de posts con esta temática, por lo que no es de extrañar que la gente recurra a Google para hacer la puñeta a la cuñadita de turno. Muy mala debe ser la relación para querer humillarla públicamente y ante todos los conocidos el día de tu boda. Pero cada uno sabrá los planes que urde.

5. Según la suegra tu hijo nunca se parece a ti. ¡Ole y ole! Si te toca una suegra diplomática seguro que te dice eso de que ella no le ve parecido con nadie a la criatura. Si te toca una suegra bicho será capaz de encontrarle parecido hasta con alguna ex novia de tu pareja antes que contigo o con alguien de tu familia. La vida es así de cruel. Y normalmente, el entorno de la suegra apoya sus opiniones. Yo he llegado a mostrar una foto mía de bebé, en la que era muy parecida a mi hija, y con ella hemos liado a todas esas defensoras de que mi bebé es exactamente igual que su padre. Casi revientan de rabia al ver cómo habían metido la pata, lo que confirma que cuando hacen este tipo de comparaciones lo hacen con toda la mala baba de la que son capaces.

6. Mi suegra cambio. No sé si se refiere a que cambió (con lo cual será para mal, porque si no no andaría este individuo tan preocupado bicheando en internet sobre el tema) o si es que aspira a que haya algún cambio en la suegra. Pues desengáñate, las suegras malas son malas y si tienes mala suerte, irán a peor. Las buenas suegras (que sí existen) ya vienen así de serie, no se transforman de la noche a la mañana.

7. Mi suegra le ha comprado regalos de navidad a su nieto y a mi hija no. Personalmente, el tema de los regalos no me causa impacto, porque nuestro deseo es que la niña tenga lo justito para saber lo que es un juguete y todo lo demás nos sobra. Pero me pongo en la piel de estas personas que ven cómo sus hijos se convierten en el último mono de la familia, y ya no es por el dinero, sino por el desprecio que le hacen a la criatura. De entre todos los malos comportamientos de una suegra, creo firmemente que menospreciar así a un nieto, sobre todo cuando son hijos de sus nueras por lo que me contáis en las colaboraciones y comentarios, es de lo peor que nos pueden hacer.

Pues al final este blog se va a convertir un un servicio a la comunidad virtual. ¿Os han preocupado estos temas en relación a vuestras suegras?

Tu suegra

Tu suegra, ese demonio con apariencia de mujer, esposa y madre que esconde el mal en su interior. Si no eres capaz de enfrentarte o huir de ella, lee, colabora y comparte en silencio.

3 comentarios:

  1. Indudablemente… ¡me quedo con el odio a mi suegra! jajaja
    Ha estado genial, y me he reído un montón; ahora mismo me voy a ojear tu otro blog, saludos!

  2. El de odio a suegra es la leche jajaja. Y el de humillar a la cuñada en su boda, si yo me hubiese imaginado el comportamiento de mi cuñada en la mía, no hubiese sido tan tonta, pero bueno

  3. Me encanta esta sección en tu otro blog y aquí no iba a ser menos! Me he partido con lo de que la suegra intenta sacarle parecido a alguna ex novia que tuvo… Y lo de “mi suegra cambio” yo creo que la pobre tiene la esperanza de cambiar a su suegra por otra… Jajaja
    Un abrazo!

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras