• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

15 frases de suegra (las odiarás por ellas)

frases de suegra

Hoy os traigo un recopilatorio de los grandes éxitos de frases de suegra, esas perlas de sabiduría que todas (o casi todas) acaban lanzando en más de una ocasión, y que solo logran ponerte de mala leche, que agaches la cabeza para no liarla, o que saques la lengua pacer y la líes parda sin importarte las posibles consecuencias en tu núcleo familiar. Y es que quien más y quién menos ¿alguien puede afirmar no haber recibido nunca, jamás, alguna de estas puyas suegriles?

1. Tus padres lo ven más que yo. Da igual que tus padres vivan a 1.000 kilómetros del niño y que solo lo vean en vacaciones de verano. Aunque tu suegra viva a 3 calles de ti y coincida con su nieto, cada tarde, o cada semana, o cuando hayáis acordado, o cuando el destino quiera que os crucéis por la calle, ella siempre se verá en desventaja respecto a los abuelos maternos.

2. Claro, como tú lo ves todos los días. ¡Ole y ole! Porque la naturaleza humana es sabia y ha hecho que los niños los paran las madres y no las abuelas. ¿Será porque el contacto con la suegra no es vital para la supervivencia de un niño y el de la madre sí?

3. ¿Con quién va a estar mejor que con su abuela? Pues sin entrar en mucho análisis, seguro que con sus padres, sus tíos y otros seres queridos, también estarán al menos igual de bien que con las abuelas.

4. Es clavadito a su padre. La ceguera de las suegras para los parecidos parece que lo llevan en el ADN. Tu criatura puede ser una copia en miniatura de ti o de cualquier antepasado de tu familia, pero para ella siempre será una belleza igualita que su padre. Y si se parece a ti ¡será feo!

5. Qué ganas de que se te acabe la baja de maternidad para quedarme yo con el niño. Mira que la baja de maternidad en España se nos hace ridículamente corta ¡pues para tu suegra será eterna! No verá el momento de librarse de tu presencia para hacer y deshacer a su antojo en lo que respecta al cuidado del niño. No lo vivirá como un momento de felicidad por disfrutar junto al nieto, sino como una victoria por ocupar tu lugar y perderte de vista. ¡Ojito con la mala leche!

6. Si yo lo hago por ti, para que tengas tiempo libre para tus cosas y yo me quedo con el niño. Sí, sí un dechado de virtudes. Y luego te pone de vuelta y media por dejar desatendido al niño para irte al cine, y encima se hace la mártir por tener que cargar ella con ese niño que tantas veces te ha reclamado en préstamo.

7. Si le dieras el biberón y no el pecho yo podría ayudarte. Porque como es de esperar, una suegra no se preocupa por su propio interés, ni por el bienestar de su nieto, sino porque su nuera tenga libertad de movimientos. No importa que tú sepas todos los beneficios de la lactancia materna, porque lo principal es que ella no tiene teta y no puede sustituirte en esta tarea. Todas las suegras son más felices con un biberón entre las manos. Deberían salir como extras en todos los anuncios de leche de fórmula.

8. Qué bien que esté malito y no vaya a la guardería para poder quedármelo en casa. Esto es egoísmo puro y duro, y además con una crueldad… Si tanto quieres a tu nieto ¿cómo vas a desear que se ponga enfermo por tal de que se quede contigo? ¡So loca!

9. Para tu cumpleaños te voy a comprar todo lo que quieras. Y aún estamos esperando. Lo fácilmente que promete el oro y el moro, y luego nunca encuentra ni presupuesto ni tiempo libre para ir a comprar un regalo.

10. Eso no lo hagas que mamá te regaña. Y puede que sea algo por lo que tú no le has regañado en la vida, pero si a tu suegra le da la ventolera, ya pone ella los límites y se mete en tu cabeza para saber qué piensas y, sobre todo, para que el niño te tema a ti.

11. Al siguiente hijo que tengáis no lo querré ni la mitad que a este. ¡Un aplauso! No sé si es buena o mala noticia. La criatura podrá vivir sin agobios, pero seguro que después tu suegra se acaba desdiciendo de sus palabras y si se te ocurre echárselas en cara la mala serás tú.

12. No es que te haya quedado mal el bizcocho, es que a mí la nata… Sí, porque aunque tu suegra se atiborre de nata en todas sus formas y presentaciones, si la cocinera eres tú el majar pierde caché. Esto es así y el pollo “asao”.

13. ¿Esto lo has cocinado tú? Ah, en el microondas, claro. Porque el microondas es un electrodoméstico de segunda categoría, sólo al nivel de una nuera mala cocinera. Y aunque ella se haya zampado toda su ración antes de conocer el método de cocción que has utilizado, el mérito ya lo has perdido.

14. Conmigo el niño está feliz. Apareces tú en la puerta y mira como llora. ¿Y qué le hacemos? Será que me echa mucho de menos, que se alegra de que por fin lo vaya a rescatar de sus garras obsesivas, o puede que no me quiera como madre, pero a la pobre criatura no le queda más remedio que volverse a casa conmigo.

15. Si quieres, yo te acompaño en el parto en vez de tu marido o tu madre. ¡Claro que sí! Esta es para enmarcar. Como no es una situación íntima y delicada ¿quién mejor para estar allí de cuerpo presente y sin ayudar en nada que tu suegra? Seguro que lo dice sólo para evitar el piel con piel y apropiarse ella del bebé desde el minuto uno del nacimiento.

Confesad ¿con cuántas os identificáis?

Tu suegra

Tu suegra, ese demonio con apariencia de mujer, esposa y madre que esconde el mal en su interior. Si no eres capaz de enfrentarte o huir de ella, lee, colabora y comparte en silencio.

8 comentarios:

  1. Me ha encantado jajaja… He oído algunas de esas perlitas… La que más me jod… cuando mi hijo era un recién nacido era: “déjamelo que tú lo tienes todos los días” (pobrecilla, ella solo lo veía un mínimo de tres días a la semana) y literalmente me lo arrancaba de los brazos. Con el paso del tiempo se ha vuelto menos intensa (y menos mal, porque sino la habría arrancado los ojos… Estoy segura).

  2. Me siento identificada con muchas!! Jajajaj sobre todo eso de que mis hijos son clavados a los suyos, y no sólo al padre, según ella, mi dos hijos cuando nacieron se parecían a mi cuñado. Al final ha tenido que rendirse a la evidencia de que los niños se parecen a mí… Eso si, sigue insistiendo en que los ojos o la nariz son de ellos… Jajajja

  3. La mejor frase de mi suegra fue decirle a mi marido que había sido una pena que la niña haya heredado mi ojos (azules) y no lo de su hijo (verdes/marrón). A lo que mi marido contesto: pero si me casé con ella por sus ojos y para que mi hija los heredase. Toma esa!!!

  4. Oooiiiixxx!
    Me he visto reflejada en muchas más de las que me gustaría….el problema es q no solo mi suegra suelta esas perlas…también mi madre! Y no veas que broncas tenemos desde que nació mi primer hijo! Me han llegado a decir que el niño está demasiado enmadrado…mi hijo tomaba pecho y tenía 3 meses!!!! En fin…paciencia…o a la guerra! Jajajaja

  5. Me han dicho la mayoria. Me encanta sobretodo la de, damela y asi descansas…y al final termino recogiendo la mesa, poniendo el cafe y fregando, porque en el segundo plato mi suegra ha decidido que me arrebata a mi niña para que yo descanse. O damela y vete a hacer tus cosas…lo pillo señora, quiere que me vaya y a ser posible, que no vuelva.
    Que suegras estas, tan miradas, tan pendientes de nuestra libertad y “nuestras cosas”

  6. Yo he escuchado alguna, mi preferida es la que llenara al niño de regalos… Aquí estamos esperando las cajas y cajas! Porque cada Navidad el regalo es más pequeño que el anterior. Incluso sus propias hijas se han sentido mal de la actitud de su madre y han comprado regalos en su nombre para que no quede mal! Y la otra que me encanta es la de que no hagas eso porque mamá te va a retar… Ella lo dice así, pero le falta decir “no juegues con los cuchillos… Que mama te va a retar!” O “no te subas a la mesa de cristal… Qué mama te va a retar” porque la abuela sentido común cero!

  7. Identificada con todas las perlas….. que paciencia madre…..

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras