• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

¿Quién eres tú y qué has hecho con mi suegra?

Mi suegra era una perita en dulce, como suele decirse. Una mujer activa, sociable y muy simpática, que adora a su hijo y a mí me quería (y quiere, eso no lo dudo) un montón. Era habitual que ella y yo hiciéramos planes para comer en familia, quedáramos para tomar café… en fin, un lujazo. Oía las historias de mis amigas con sus suegras y pensaba en lo afortunada que era, curiosamente, las peores historias eran las de amigas que ya se habían reproducido. Y yo sin caerme del guindo. Total, en ese estado de felicidad familiar, a mi marinovio y a mí, después de casi 10 años juntos, nos entraron ganas de reproducirnos, de convertirnos en padres y de convertir en abuelos a mis padres y a los suyos. Desde el principio, quién me daba más miedo con esto de los abuelos, era mi madre, que es bastante meticona …

¡Lee más!

Mi suegra cree que mi casa es suya

La culpa es de mi pareja, porque sabiendo cómo es su santa madre y la de jugarretas que le había hecho previamente con el tema del dinero desde que se fue de casa, volvió a meter la pata cuando nos casamos y decidimos comprarnos un piso. Mi suegra es una mujer que todo lo compra con dinero. Cree que con mejores regalos, pagando lo que gastan todos los de su entorno y satisfaciendo cualquier capricho que tenga un precio en euros, podrá tenernos a todos a su disposición y a sus pies. No entiende los regalos como un símbolo de buena voluntad o como un detalle hacia otra persona, sino como una inversión de futuro, a fin de poder entrometerse y creerse la propietaria de lo regalado para siempre jamás. A su hijo, lo ha estado tratando así con todos los regalos que le ha hecho desde la niñez, si …

¡Lee más!

El acoso telefónico de mi suegra

Mi suegra es un mal bicho, y en algún sitio lo tenía que contar. Dentro de lo mala que es nuestra relación, lo que peor llevo es quedar recluida en mi propia casa cuando se autoinvita para visitarnos. Pero incluso cuando no está de cuerpo presente, abusa del teléfono, y puede realizar decenas de llamadas para preguntar si nosotros queremos que venga, si los niños quieren que venga… Se trata de dejar claro que si viene es por hacernos un favor a nosotros, o porque se lo han pedido los niños, no porque ella quiera dejarse caer por aquí. También se apunta a otras visitas de familiares, de forma que si sabe que alguien ha quedado con nosotros, ella se sube al carro sin consultar. Vamos, en cuanto entra una visita por nuestra puerta, mi suegra se cree con el campo libre para presentarse cuando quiera. Cuando comenzó con el …

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras