• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Mi suegra y el bautizo de marras

Preparar un bautizo puede ser estresante. Pero si además tu suegra te va cambiando los planes, las fechas, el menú o los invitados… más. Mis problemas comenzaron 1 mes después de nacer el niño, cuando quise bautizarlo aprovechando el buen tiempo. Tenía ya un trajecito comprado, una fecha elegida y contaba con hacerlo. Pero no contaba con la suegra. En esos días, ella celebraba sus bodas de oro, y tiene una hija que vive fuera. Pues se plantó con que la “pobre” hija no iba a poder venir dos veces en un mes, que no podía hacerlo. Elegí otra fecha, un día que era festivo en mi ciudad, ideal porque así nosotros no teníamos que cerrar el negocio, pero a la vez era festivo y toda la familia podía venir. Claro, todos menos mi querida cuñada la que vive fuera… Otra vez, que cómo lo iba a hacer ese día, …

¡Lee más!

Mi cuñada quiere traer a su asistenta a mi boda

Si no lo digo reviento. Después de tener ya una niña con 3 años y de tanto tiempo viviendo en pareja, hemos decidido casarnos. Queríamos hacer el trámite simplemente, e ir los dos al juzgado con la niña y los testigos, firmar y se acabó. Pero claro, a mis suegros les hacía ilusión venir a la boda, aunque no hiciésemos celebración ni nada, y los invitamos. Estando ya ellos en la lista empezaron los comentarios acerca de lo difícil que es reunir a toda la familia, y que la boda sería una oportunidad ideal para que los hermanos de mi marido y mis sobrinos coincidiesen todos juntos. Que sería muy bucólico y muy ideal, y acabamos cediendo. Sigue siendo una boda diminuta, pero ya empieza a irse de madre y a dar problemas. Aunque el mayor obstáculo es mi cuñada. Mi cuñada es el colmo del pijismo, aunque físicamente no …

¡Lee más!

¿Quién busca consuelo en tusuegra.com? (I)

Antes de confesaros qué tipo de persona busca consuelo en Tusuegra.com empezaré por el principio. En mi otro blog tenía una sección que he dejado una mijita desatendida llamada “Perdidos en mi blog”. A la gente le encantaba leerla y partirse de risa con esas búsquedas curiosas que quien más y quien menos ha tecleado en Google alguna vez para hallar respuesta virtual a sus desvelos reales. Y es que creo que todo blogger debería echarle un ojo a esta parte de sus estadísticas, porque más allá del posicionamiento y de lo que pueda aprender sobre el éxito virtual y los intereses de sus lectores ¡seguro que va a pasar uno de los mejores ratos blogueriles de su vida! La creatividad de la gente nunca dejará de sorprenderme. Y claro, con un tema tan jugoso como el de la suegra, ahora que han pasado 5 meses desde su lanzamiento al …

¡Lee más!

El afán de protagonismo de mi cuñada

Este verano conté cómo mi suegra defendía a su hija al fumar delante de mí durante mi embarazo, aunque sus dos hijos le dijesen que no estaba bien e incluso acabasen cabreados con ellas (benditos mi marido y su hermano). Bueno, pues este verano nació mi pequeñaja y estamos los papis que no cabemos en nosotros mismos de felicidad. Resulta que mi suegra me ha sorprendido y está muertita de amor y babeando por la niña… En serio, no creí que fuese a ser para tanto. De hecho, me pensaba que la medio ignoraría por su hija, pero no. Y claro, a mi cuñadísima eso de que ni ella ni su hija sean el centro de atención… digamos que no lo lleva nada bien. Hasta mi marido se ha dado cuenta de que a su hermana le comen los celos cuando su madre está con nuestra hija. Sí, sí, me …

¡Lee más!

Mi familia política no nos considera familia

Tengo que convencer a esta muchacha para que se haga un perfil de colaboradora anónima en Tu suegra. Porque de verdad, parece que en su familia política no hay ninguno que le tenga aprecio ni a ella ni a sus hijos. Primero nos contó lo que lió su suegra durante el noviazgo y cómo se opuso a su boda. Pero resulta que la historia no acabó ahí, y que desde entonces sigue sufriendo una serie de desplantes que ¡poco me parece que sólo se queje aquí, de forma anónima, y no los mande a todos a tomar viento! Si mi suegra no hizo mucho porque me adaptara a mi nueva ciudad y familia, intentando en todo momento que nos separáramos y saboteando la boda, mis cuñadas no se quedaron atrás. Con mi llegada me encontré con que tenía dos cuñadas, una de ellas casi de mi edad. Al principio, como no …

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras