• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Desmontando a mi suegra (I). Falsas apariencias

Tengo tanto que contar de esta mala bicha que no sé por dónde empezar. Así que como dijo Jack el Destripador: vamos a ir por partes. Primero de todo os presentaré a la bicha en cuestión. De ella se dice que nació en las Canarias, pero se crió en Andalucía, en una zona con tanto viento que acaba afectando a la cabeza, o al menos ella y toda su estirpe dan fe de ello. Pero mejor me centraré en ella y luego ya profundizaremos en la familia de la susodicha y el marido de esta porque… ¡vamos! ¡Que no me conformaba solo con uno, que soy muy avariciosa! A ver por dónde iba… A sí, ejem… la bicha se vino a vivir a Barcelona una vez casada y con su adorable retoño de la manita. Tuvo que vivir un tiempo con sus queridos suegros, que según ella se portaron fatal, pero …

¡Lee más!

Soy una nuera-objeto para mi suegra

Yo no se donde catalogar a mi suegra, me siento una nuera-objeto, para su interés soy maravillosa para su hijo porque yo soy la que lo tengo que meter en vereda (que sea ordenado, que colabore en el hogar…) y luego ella es la que no le deja fregar un plato en su casa, la que no le importa que le deje tirada la ropa en el baño, la que no permite que su hijo haga la cama antes de irse a trabajar, la que le compra todos los caprichos que él tiene. Pero ay de mí si soy yo la que le hago un regalo, si soy yo la que recibe un beso delante de ella, si soy yo la que le prepara la ropa( lava, plancha)… ¡Que lo hace ella oigan! ¡¡¡Pero que yo no se lo permita!!! Que lo de vivir juntos que está muy bien, que …

¡Lee más!

¿Tu suegra se opuso a tu boda?

Esto solo es la guinda, porque en los casi 10 años que llevo con mi pareja me las ha hecho a millones.. jejejejeje. Eso sí, bastante tengo ya por aquí liada como para que mi familia política lo lea y sepa que he sido yo la que ha escrito esto así que… mejor anónimo. Cuando una deja su casa, su ciudad, su familia, para irse a vivir con otra persona espera encontrar una nuevo hogar que la acoja y la apoye, ya que está lejos y empezando en un lugar nuevo. Eso es lo que yo creía pero… ¡¡¡ilusa de mí, no es lo que me encontré!!! Allí me planté yo, con un trabajo nuevo (nada de ir a que un hombre me mantuviera) y mucha ilusión. Deseando caer bien a mi nueva familia y ayudar en todo lo que pudiera. Al principio todo parecía que iba bien, es cierto que yo pasaba poco tiempo con ellos, ya que mis turnos hacían que no coincidiéramos. Hubo comentarios que pensé que no iban con malicia o que los hacían sin haberse dado cuenta. Yo era feliz con mi chico y nadie me lo iba a estropear.

¡Lee más!

El día que escuché lo que ni quería ni debía

Hoy tenemos otro testimonio anónimo con una tremenda confesión “mi suegra no quiere a mi hijo”. Cree que no debería haber nacido y esta nuera se enteró de rebote. ¡Ay, qué de suegras bichos hay por ahí ocultas!

Mi relación con mi suegra era excelente hasta que nació el niño. Entonces ella sacó su lado autoritario y empezamos a chocar en todo. Pero hubo un día, que jamás olvidaré, que para mi cambió ya para siempre nuestra relación. Era verano y mi marido la había llevado a otra ciudad a hacer algunos recados, yo me había quedado en casa y a la vuelta pararían para ver al niño, ya que ella vive a 35 km. y estamos tan lejos que jamás puede venir a verlo (modo ironía on).Entonces me llamó, para avisar de que venían en media hora. Pero a los 5 minutos me volvió a llamar. En un minuto me di cuenta de que no había sido intencional, seguramente mi suegra le había dado a la rellamada sin querer. Estaban hablando de mí y de mi hijo.

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras