• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Los abuelos no están para educar

abuelos no educarA La sátira ya la conocéis porque nos escribió previamente para contarnos aquello de que Los hijos de mis hijas… pero tiene una familia de lo más completita y parece que ha llegado a Tu suegra para quedarse. Y creo que todos nos vamos a alegrar con su decisión, porque en casa de su familia política se viven situaciones tan, tan… bueno, leed y juzgad vosotros mismos. Porque los abuelos bastante nos ayudan echándonos una mano en cantidad de tareas, pero hay ciertos límites que quizás sí deberían respetar. Aunque sólo sea por la salud e integridad física de sus nietos.


En eso es en lo único que estoy de acuerdo con mi suegro, doy fe. Pero una cosa es “no educar” y otra, tocar los cojones a su madre. Yo, que soy muy lista y observadora, me operé de miopía y lo de lista es de nacimiento, he visto cómo en casa de mis suegros hacían cosas con los nietísimos (los hijos de su hija) que yo siempre me dije que intentaría no hacer si algún día tuviese hijos. Listo algunos detalles insignificantes:

– Que el niño coma, meriende, cene… delante de la televisión viendo los dibujos y ellos solos.
– Que con 7 años les den de comer para que no se manchen. Tanta grasa, es lo que tiene, que sale fatal.
– Como comen antes que el resto, cuando los demás se sientan a comer, ellos vuelven a comer. Puntualizo que en esa casa, cada día lo viven como una boda gitana. Hay primer plato (siempre guisos o pasta con kilos de chorizo), entre plato (torreznos, croquetas o morcilla) y, después, el segundo plato que como no… ¡algo rebozado!

No os quiero contar el significado de lo que son “entremeses” en esa casa porque flipáis en colores fluorescentes, sólo os digo que lleva rebozando más de 20 años los quesitos de “El Caserío”

– Y, por supuesto, con el móvil encima de la mesa con vídeos de perros que se tiran pedos, o la canción del verano (¡maldito pollito pío!), para que no molesten mientras ellos comen. Literal, el teléfono apoyado en el vaso. Da igual que sea la cena de navidad que cualquier día, esta es la dinámica.
– No se puede ir a parques en los que haya arena. ¿Por qué? Porque dicen que se ponen perdidos. Yo pienso que se mancha más con el huevo y el pan rallado que con la arena… peeero, el concepto de suciedad de cada uno, es de cada uno y doña Croqueta tiene prioridades. Creo que con quitar los zapatos y sacudir, valdría. El tema arenil llega a tal punto que en verano, cuando van a la playa de vacaciones, no la pisan, se quedan en la piscina del hotel por el mismo motivo: la arena. Incomprensible para mi cabeza de licenciada, el hacerse 600 kilçometros para quedarse en un hotel con piscina, que a 100 kilómetros hay sitios muy bonitos con las mismas instalaciones.
– Nada más entrar por la puerta hay que cambiar a la criatura de arriba abajo. Para qué, para que no se manche. Parece que los niños en vez de ir a casa de los abuelos, van a participar en Humor Amarillo (la prueba de las hamburguesas se sustituirían por croquetas, por supuesto).

Os aseguro que esos niños tienen más ropa para estar en casa que todo el armario de Paula Echeverría. Pero además de esa ropa, siguen usando babero para proteger de lo que protege a lo que protege de las manchas. En vez de “fulanito y menganita” se tendrían que llamar Ariel y Elena, como los detergentes.

– ¡Ah! Y lo de poner el orinal en el salón para que no estén solos en el baño y así hacen sus cosas viendo la televisión… Después de comer, y recomer, imaginaos los tordos de esas criaturas. Niños de 7 años en un orinal que ya no tiene cabida para tal magnitud escatológica.

Y así, muchas cosas. No es por juzgar, cada uno educa a los suyos como quiere y como buenamente puede. Pero de eso a malas costumbres, hay un trecho. Esos niños los están educando en esa casa su madre (porque sólo van a la suya a dormir) y sus abuelos, y dependen absolutamente de ellos para hacerlo TODO.

Peeero el dilema está cuando mi familia política va a por mi hija a la guardería y se la llevan a la casa del terror unas 3 horas más o menos, hasta que llega su padre a recogerla, (yo no puedo pisar esa casa por orden de mis suegros, pero eso os lo contaré otro día que es muy diver) porque aunque a mí me caigan como una sesión íntegra de depilación láser, son sus abuelos y también tiene que estar con ellos muy a mi pesar y aunque confundan su nombre y su persona en general.

Mi hija come en la guardería por decisión nuestra, sus padres; pero su abuela, la reina del rebozado, duda de la nutricionista que elabora su menú y piensa que se va a quedar con hambre y le da de comer otra vez. Luego, la pota que me echa en el coche la limpio yo que es súper guay, nenis.

Ahora mi querubina, en plena operación pañal, se me presenta en el salón de mi casa con el orinal porque quiere sentarse con él delante de la televisión (nunca le ha llamado la atención ni la mismísima Peppa Pig). Me pide que le ponga cosas en el teléfono cuando yo nunca jamás lo uso con ella. Quiere que le vuelva a dar de comer cuando la recojo de la guarde… Se hace la remolona para que le meta yo la cuchara en la boca. A mí me salen unos “#mecagoentusabuelos cuando me hace esas cosas… que tengo el pelo liso y se me pone como a Tina la de OT en un momento.
Encima estoy todo el día lava que te lava porque mi niña viene con la ropa impoluta, eso es bien cierto, pero con un olor a fritanga que en una perrera duraría un suspiro.

Todo, todo lo que he conseguido en dos años, ellos me lo echan por tierra, y lo entierran con cemento armado encima, en dos días en esa casa… Y cuando se lo dije a mi suegro, ¿cuál fue su respuesta? LOS ABUELOS NO ESTÁN PARA EDUCAR, ESTÁN PARA MALCRIAR. Y tanto queridas lectoras, y tanto… Que Dios me dé paciencia porque como me dé una lata de gasolina… ¡arde Troya!

11 comentarios:

  1. Querids sufridora debes hablar con su padre y dejarle las cosas claras o educais a vuestra hija…con niñera cuando no podáis, o te vas….no dejes que te gane….tu hija es tuya…y de tu marido….besos

  2. Eso no es malcriar, eso directamente es cargarse todo lo que tu haces! No tienen derecho por más abuelos que sean. Yo cortaría por lo sano, aunque si ni siquiera te dejan pisar su casa parece que no son de los que escuchan la opinión materna…

  3. A mala idea! Qué mala sombra (por no decir leche!) tienen!
    A mi mis suegros también me dicen que ellos no están para educar, y yo les explico que no es así. Que yo no les criticare si lo concienten con caprichos a mi hijo, cosa que no hacen, en ocho meses ni un regalo! Pero a ellos les da igual. También me dice que seguro en la guardería no come! Que sabe ella si al crio lo ve una vez cada mes y medio! Nosotros en casa comemos los tres al mismo tiempo, pero en su casa al niño le tengo que dar de comer antes, porque ella dice que siempre ha sido así y que los niños deben comer en otro horario! (???). Cuando nos toca comer a nosotros mi hijo esta ya comido y jugando! Así que llega el momento donde solo come uno de los padres, pero a ellos les da igual! Mira que le explico mil veces que no saque la comida que en casa comemos la tres, pues ella la saca y si le comienza a dar de comer! Y lo del orinal también lo hacen! Y me parece muy feo! Gracias que a mi marido tampoco le gusta!
    Tus suegros casi casi que te diría que podrían ser los míos!

  4. Jajaja como me suena estooo… Menos lo del rebozado mis propios padres cumplen con todo, punto por punto. 20 dias de vacaciones con ellos y a la vuelta no los reconozco… Que le vamos a hacer! Lo de malcriar esta a la orden del día en lo que a abuelos se refiere.
    Un saludo desde Londres

  5. yo te entiendo perfectamente! el 1 de septiembre se acabó mi sufrimiento. nosotros comemos los tres, mi marido, mi hijo y yo con mi abuela [tiene 65 años], por que si no se siente sola… pero ya me cansé.. de que el niño coma su comida,, y después con nosotros vuelva a comer, que el niño quiere chuches y que todo se lo de… entonces he decidido por el bien de mi hijo y más bien por mi paciencia..ir a comer a casa. Lo siento por ella. pero primero está mi hijo. Mi abuela se merece un templo, nos ha criado a todos los nietos… pero yo creo que soy la especial de la family y quiero llevar mis propias normas o hacer lo que yo quiera con él. Habla con tu marido! no podéis seguir así!

  6. Por cosas así y porque es verdad que los abuelos no están para educar, me negué a que mi hijo se quedará con mi suegra todo el día en vez de ir a la guardería (que además iba con mi hermana que era su profe).
    Solo estaba hora y media cada dia después de la guarde cada dos semanas y mas o menos respetaba lo que yo le decía aunque por supuesto había cosas que la saltaba a la torera y que me ponían de los nervios. Menos mal que solo fue un curso y que El Niño llegaba a la hora de la siesta y que al poco de despertarse ya estaba yo allí para llevármelo

  7. Puufff esto de llevar dos tipos de educación completamente diferentes es un lío para la niña, evidentemente lo que hace en casa de sus abuelos, aunque tú le hayas enseñado otra cosa, es lo que hace y quiere después, para ello deberías de hablar con tu marido para que les deje las cosas claras a tus suegros, o buscar a otra persona que se quede con tu hija después de la guardería, una amiga, o tus padres o algún tío no sé, e ir de visita nada más, a casa de tus suegros, un hola qué tal, me quedo media hora, me voy que tengo prisa. Espero que vaya bien!! 🙂

  8. Puff!! Yo escribí un post acerca de los abuelos en mi blog hace poco, con la misma frase “los abuelos no están para educar, están para malcriar” pero con un sentido diferente a lo que tu cuentas. Yo daba el punto de vista de abuelos que ayudan en todo y que no pasa nada porque le den caprichos a los niños, lo tuyo es de traca. Una cosa es que les mimen más de la cuenta, algo comprensible y que yo defiendo totalmente, y otra cosa es que les “maleduquen” lo de “en casa de los abuelos hago lo que me da la real gana y luego en casa intento hacerlo también” no vale y no lo permitas. Tu tienes unas normas y unos límites y esas normas se tienen que respetar. Lo del niño en orinal con 7 años… si a ti tu mente de Licenciada no te deja asimilar ciertas cosas, te aseguro que,mi mente de Maestra, ha sufrido un colapso al leer eso, me está costando bastante recuperarme…
    Y otra cosa…¿Los quesitos empanados están ricos? jajaja vaya telaaa

  9. Madre mía!!!! en fin, que no sé que decir, después de todos los comentarios está dicho, no????
    Yo si fuera tú hablaría con el papi de la criatura a la voz de YA!!! Y que este hablara con los padres. Mis padres siempre dicen que ellos están para malcriar no para educar, pero sé que cuando les digo algo va a misa, o eso espero.

    En cuanto a mi suegra, puedo decir algunas cosas de ella, pero esto no. Cuida del nieto, lo consiente (a veces demasiado), pero sinceramente, pienso que también lo educa. Lo educa a comer en la mesa, con los demás, de la comida de los demás, comida sana y equilibrada. Después ya verá los dibujos, al baño se va siempre que lo pida, y desde el primer día, nada de ir a ponerse delante de la tele con el orinal. Yo veo esto y delante de quien sea digo…. ¡Pero que asco! Si ya no me gusta recoger las cacas de mi hija, como para ver las de otro niño.

    Y eso de que no puedes pisar la casa de tus suegros???????? Mi vena de maruja empedernida está a la orden del día y quiere saber.
    Los rebozados… Me quejo a veces de mi madre con este tema, pero eso de rebozar los quesitos es la primera vez que lo oigo.

    Saludos

  10. Malcriar es otra cosa, es darle una chuche, darle un capricho, pero eso es cargarse todo el trabajo que hacen los padres.
    Yo no entiendo las ganas de cebar a los niños, si cree que se ha quedado con hambre que le de fruta que alimenta y llena barrigas…
    Animo

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras