• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Mi suegra y mi segundo embarazo

Ya con el titular de mi post, os quiero meter el miedo en el cuerpo… Sí, soy una valiente, estoy embarazada de 15 semanas de mi segundo hij@. Me enteré cuando sólo estaba de 5 semanas (en la primera falta) y mi querido esposo se lo comunicó a sus padres y hermanos a la sexta. Pues bien, a día de hoy, es decir, dos meses y medio después, mi familia política todavía no me ha dado ni la enhorabuena, ni un qué tal cómo te encuentras, o qué bien que me vas a parir otro nieto del que luego pasaré. Y pensaréis ¿a lo mejor es que no te han visto? ¿O no tienen teléfono? ¿O serán las únicas personas en la faz de la tierra que no hacen uso del WhatsApp de sus teléfonos? Ni mucho menos queridas, ni mucho menos. Ahora mismo me planteo cosas como estas en …

¡Lee más!

La suegra del demonio ¡es mi madre!

Mi caso es un poco lamentable, ya que la que me ha estado boicoteando todo el embarazo, y ahora con la niña, y cumple el perfecto prototipo de suegra del demonio y del horror…es mi madre… Empezando porque cuando estaba buscando el embarazo, le hacia insinuaciones para ir preparándola, y sus contestaciones eran del tipo “¿pero eres tonta?,no sabes lo que haces,lo niños te +++++ la vida”. ¡¡A mí que soy su hija!! Y lo dice una señora que ha tenido cuatro hijos, aunque tranquilamente nos dice que es porque no había los medios que hay ahora, que si no de qué hubiera tenido tanto hijo. Esto sumado al trato que tiene con mis sobrinos que son de fuera y cuando vienen de visita está deseando que se vayan, porque dice que la vuelven loca y que dan mucho mal. Pero luego a las vecinas les enseña fotos y dice …

¡Lee más!

¡Pánico! Mi suegra es abuela

Pues sí… El pasado 18 de julio mi suegra tuvo una nieta. Sí, ella. El hecho de que a la nena la pariera yo parece que no importa mucho. Al parecer los 9 meses de embarazo, más de 12 horas ingresada en el hospital esperando a que me provocaran el parto y las 22 horas de parto que le siguieron, no son suficientes para que la señora se dé por enterada de que la niña, antes de nieta, es hija mía y de mi marido. No, no, qué va, la niña es su nieta, y ella LA ABUELA. Porque es normal que al subir a la habitación, recién parida, harta, cansada, sucia, y sobre todo muy dolorida (y feliz, muy feliz de tener por fin a mi chiquita en brazos con 12 días de retraso) no pudiera disfrutar ni un ratito del bebé, porque por la puerta aparecieron mi suegra, …

¡Lee más!

Pensé que mi hijo me uniría a mi suegra

Sé que muchas veces pensamos que no vamos a tener esa fea relación tan trillada nuera-suegra. Sin embargo, lo que le toca a una es otra cosa… Tengo tanto por contarles, pero hoy les contaré acerca del nieto. El día en que fuimos a contarle la buena nueva pues ella, al vernos llegar, decidió irse a visitar a una amiga. Yo le dije a mi pareja que regresásemos otro día, pero él me dijo que no, que ese día se lo contaríamos y así fue. Se lo contamos a mi suegro y a mi cuñado, quienes estaban muy contentos, o eso imagino porque para mi suegro sería su primera nieta (ella ya tenía otros nietos pero esa es otra historia) y me dijo que hablaría con la Doña y que las cosas cambiarían entre nosotras (Sí cambiaron. Están peor). Durante el embarazo la vi… 2 veces… y en la segunda …

¡Lee más!

Mi suegra, el pasmarote

Desde que mi suegra es abuela hay una cosa que me saca de quicio y es su habilidad para ser un cero a la izquierda, un mueble inútil que tiene que meter el hocico en todas partes pero sin ayudar a nada. Es una suegra pasmarote, un estorbo, vigilando cada movimiento que hay alrededor del bebé pero sin voluntad ni ganas de ayudar con él. Tiene que estar de cuerpo presente, opinando, obstaculizando y con la baba caída, como si estuviera ante una estampa religiosa y entrara en éxtasis. Y esta reacción la tiene desde siempre. Fue convertirse en abuela y entrarle la tontería de golpe. Antes me daba la impresión de que era una mujer más válida, pero ya en el hospital empecé a notar que deseos de figurar tenía muchos, pero mano izquierda para colaborar muy poca. Por no decir ninguna.

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras