• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Los cuñados malos malísimos contraatacan (II)

cuñados malos

Tu suegra no sé pero mis cuñados…

Bueno, al final la quedada de mi chico con sus hermanos se produjo, sin mí claro está, ya habían dejado claro que conmigo no querían hablar, así es que yo le dije a mi chico que si conmigo no querían hablar que él tampoco hablase de mí, que si querían saber qué me pasaba con ellos que quedasen conmigo.
La conversación sobre cómo se sentía mi chico con la actitud de ellos hacía él y hacía mí duró cinco minutos, le dijeron que se preocuparían más por él y que me llamarían para quedar conmigo y hablar personalmente. Vamos le hicieron un lavado de cerebro a mi chico impresionante, diciéndole lo que quería escuchar y ya está. Él se autoengañaba pensando que era verdad, que la actitud de ellos hacía él cambiaría, y que me llamarían y quedarían conmigo (a día de hoy sigo esperando esa llamada y ese cambio de actitud hacía él).
Dos semanas después se me estropeó el móvil, y por el grupo de los hermanos P. preguntó si ya estaban las cosas solucionadas conmigo (como si con él no fuera, lavándose las manos) y mi chico dijo:
– Mi chico: no, no la habéis llamado.
– P: Sí, la llamó JA el sábado.
– JA: Sí, la llamé, pero me salió apagado.
– Mi chico: Sí, tiene el móvil roto.
– P: Tengo unas camisetas en mi casa que no me vienen, están nuevas por si las quieres.
– JA: Jo, ok pues nada.
– P: Ya tengo el álbum de boda, ¿queréis venir a verlo?

Con esa conversación os lo cuento todo. Si hubieran querido hablar conmigo, al ver que mi móvil aparece apagado, podían haber llamado al de mi chico, que para eso vivimos juntos, o haberle dicho a él: oye que estoy llamando a tu novia y me sale apagado, ¿cuándo puedo hablar con ella para quedar?
JA ya había cumplido llamándome, y P se nota que pasa del tema. Su cambio radical de tema lo dice todo. A partir de este suceso mi actitud hacía ellos fue IGNORED TOTALLY.

Llegó el día de ver los resultados del semiograma y no salieron muy bien. Tenía la movilidad baja, y a mí no me podían atender porque no estaba empadronada allí, pero estaban dispuestos a hacerme pruebas si me empadronaba en ese pueblo (mi chico y yo, aunque vivimos juntos, no estamos empadronados en el mismo pueblo por motivos personales). No podemos empadronarnos en casa de ninguno de sus hermanos, porque ya os dije, que ellos lo de hacer favores no saben lo que es:

1. P: cuando tuvo que hacer la declaración de la renta y necesitaba un domicilio ya le dijo que no, que se empadronara en mi casa (la casa donde vivimos los dos). Por más que le explicábamos el motivo por el cual no podía, él seguía erre que erre, que no que la mosquita muerta no quería, que a ver si iba a pasar un inspector a revisar que él viviese ahí. Sí, el hermano ve muchas pelis o es muuuu tonto, lo sé, absurdo.

2. JA: cuando tuvo que hacer la declaración de la renta también le preguntó a él, y le empezó a dar excusas, que si sabía que tendría que desplazarse hasta allí para recoger las cartas, que si estaba dispuesto, que si patatín que si patatán….DESCARTADO TAMBIÉN.

3. JO: la beata se me ofendió porque no les preguntamos a ellos cuando lo de la declaración de la renta, que ellos le hubieran dicho que sí. Pues bien, digo ya está se lo digo a ellos que seguro que me dicen que sí. Ay ilusaaaa, ilusaaaa, cuanto te queda por aprender. Su contestación fue: es que tendríamos que pedir permiso, además nosotros nos vamos a ir dentro de nada, porque con el bebé este piso se nos queda pequeño y queremos montarle la habitación al niño. OK, DESCARTADOS TAMBIÉN.

2 comentarios:

  1. Vaya tela, parece que no puedan sorprender más, pero lo logran. Haces muy bien en ignorarlos por completo y por los favores, casi mejor que no os los hagan, viendo como son igual los cobran caros.

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras