• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Mi madre ¡esa suegra!

mi madre es suegra

¡Vuelvo a colaborar! Hoy pongo a caer de un burro a mi señora madre. Así no pesaréis que soy imparcial y que el único deporte que practico es mover los dedos para criticar a mi familia política. Aquí van las “perlitas” de mi madre…

– Para todo lo que ella dice hay una justificación. Y si no, se la inventa.

– Si no tiene la razón ella, el resto estamos equivocados.

– Es capaz de discutir cosas sin saber. Incluso llegando a quedar como tonta. Recuerdo que se puso a discutir de fiscalidad internacional con mi marido… da la casualidad de que mi marido se dedica a eso. Así es que con sentido sabe más del tema mi marido que mi madre, que no tiene ni idea de fiscalidad, y sus conocimientos están basados en relación a lo que lee en el periódico. ¡Increíble pero así fue! Ella discutiendo hasta que mi marido terminó diciendo que no discutiría eso, y que puede que donde vive ella la cosa sea distinta (lógicamente no era asi)… Pues cuando mi marido se levantó de la mesa, le pedí a mi madre que sus conocimientos baratos los dejara, porque seguro que se le olvido que mi marido se dedicaba a llevar la fiscalidad de una multinacional y lo que decía no era así. Pues ella dale que dale con que tenia razón. Pero cuando le dije que me mostrara de dónde había sacado eso no supo decirlo. Estamos esperando el articulo/libro/legislación sobre el tema… ¡Que no existe! ¡Se lo invento!

– Ella es de ciencias, y como tal todo está relacionado con la ciencia. Todo tiene una explicación científica. Pero lo que mÁs me molesta es que es incapaz de hablar como una persona normal, a modo de ejemplo (¡Esto no ha pasado nunca!), pero seguro sería capaz de decir “un vaso de h2o” con tal de no pedir un vaso de agua. Yo creo que lo hace para sentirse superior, pero según ella es porque en el ambiente que se mueve la gente habla así.

Todo el tiempo hace preguntas de las que sabe que ella es la única que sabe la respuesta… Por ejemplo: “¿Cómo se llamaba el sobrino del rey Alfonso X que era cojo?” Y después de que todos digamos que no sabemos ese dato tan importante para nuestro día a día, ella sola responde diciendo su nombre. ¡Esto me pone de los nervios! Porque a la tercera pregunta que hace le termino diciendo que a nadie le interesa esa información que cuenta, pues ella ¡dale que dale con seguir preguntando!

– Se cree que a la gente le debe importar su opinión. Incluso cree que su opinión es mas importante que la del resto.

– Con mi niño no juega, esto me molesta, pero la verdad es que con nosotros no es que jugara mucho… Aunque no me puedo quejar por lo cariñosa, es muy melosa. Todo el tiempo dando besos y abrazos. Pero lo de jugar no lo lleva dentro.

– En todas partes encuentra un peligro que amenaza la vida de mi hijo… ¡¡¡TODO!!! Además, cuando le digo que se relaje un poco me dice que ella consiguió criar a tres hijos sanos y salvos así es que algo sabrá (Ante esta respuesta la mando a freír espárragos).

– Durante el embarazo debía esconder mi carpeta de embarazada porque un día leyó algo que a ella no le gustó y no solo le dio la lata al médico aquí, sino que llamó a varios amigos suyos para que confirmaran lo que yo le había dicho desde un principio. ¡A cuatro amigos llamo! Como nos conocen, sabían de estas cosas de mi madre. Incluso creo que se lo debían estar esperando. Así es que aprendí la lección de esconder la información médica.

Tiene la manía de insultar con un halago. Por ejemplo: “¡No te hace tan gorda esa camisa!” o “Haces bien al poner ambientador, porque huele muy feo aquí” (¡y mi casa no huele mal! Es que ella tiene que criticarlo todo!)

– No cocina. Es incapaz de hacerlo y si lo hace se esfuerza para hacerlo mal. Eso sí, critica todo lo que se haga. Ella es vegetariana de mentira (yo la llamo así), porque come carne si está en el plato de otro… ¡Tiene esa manía de comer comida del plato ajeno! Me pone de los nervios.

– Incapaz de pedirse un plato para ella sola en un restaurante, se pide una ensalada y luego come de los otros. Lo hace para molestar.

– Se viste fatal la mujer. Usa tallas más grandes pero lo peor es que cuando viene a casa coge mi ropa y la usa. ¡Me pone de los nervios! Que se compre su ropa. Y cuando se lo digo me dice que le gusta usarla aquí, pero para su día a día no le gusta.

– ¡Viaja como mochilera! Esto es lo que peor nos pone a nosotros. Durante unas vacaciones viajé con ella y dormí en los peores antros de mi vida. ¡Un infierno! Pues ella además se enorgullece de los sitios horribles donde ha dormido. Lo cuenta como batallas que ha ganado. No os podéis imaginar. ¡Para matarla! Además, lo hace de ruin que es para eso.

En los museos lee todos los carteles. ¡Seguro que lee las instrucciones de evacuación! Ir a un museo con ella es un infierno.

– Es incapaz de usar un teléfono móvil. ¡Incapaz! No lo sabe usar. No le interesa.

– Si no tiene razón ella y puede estar equivocada, la razón la debe tener mi hermano.

– No le caen bien los religiosos, se lleva mal con la religión… Esto también me molesta mucho, porque siempre que se encuentra con alguien que no opina como ella suele soltarle su monólogo… y¡ yo siempre le digo que a nadie le importa lo que ella piense! Incluso a mí me importa poco. Pero ella no se lo puede guardar.

– Como al final del embarazo y al principio cuando nació mi peque no quería discutir conmigo, a la pobre le salió un sarpullido en todo el cuerpo ¡por el estrés! ¡Jajajajaja! ¡Mi hermano se mataba de la risa!

Esto es todo por ahora… Como veis, mi madre tampoco es perfecta, pero a ella sí que la puedo mandar a freír espárragos!

5 comentarios:

  1. Maria Mivinailart

    Madre mía, tu madre es la leche también… y menos mal que tu te plantas y le dices las cosas.
    Mi hermano también discute de temas que no sabe, pero es que ni lee periodicos ni ve las noticias asique imagina…
    Saludos!

    • Si! Yo le paro los pies! Tiene muchas cosas negativas la mujer, pero una buena es que es mi madre la puedo mandar lejos y luego nos encontramos en el medio. A mi suegra no le puedo decir nada, esto es lo que mas le critico a mi marido, que no sea el quien le diga su madre.
      ?

  2. Menuda joyita que tienes también en casa!!!!!!! Mare meua… me he ido estresando con cada punto!!!!!!!!! Tienes ganado el cielo

  3. Yo siempre he dicho que tengo “suerte” con mi suegra, porque nos llevamos bien y no suele meterse en nada, aunque este fin de semana…. Bueno, mejor lo dejo.
    En cuanto a mi madre, siempre he dicho que sería una perfecta suegra para este blog. He leído cosas que me han recordado a ella, otras, que por suerte no hace, y otras que hace más exageradamente. Aixx, si yo te contara.

    Saludos

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras