• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Mi suegra es una entrometida

mi suegra es una entrometida

Es muy difícil encontrar comprensión cuando de puertas para afuera tu suegra es la perfecta esposa, madre, ama de casa, vecina, amiga y abuela. ¿Quién va a creerte si andas diciendo por ahí que en realidad tu suegra es una entrometida que tiene que opinar e intentar manipular todos y cada uno de los aspectos de tu propia vida? Pues nadie, claro está. Ante todo, debo decir que mi suegra es una excelente persona, generosa, servicial, dispuesta a ayudarnos siempre en todo lo que necesitemos, tanto económicamente como con su tiempo. No creo que tenga maldad ninguna, y se desvive por el bienestar de sus hijos y nietos, pero entre tanta bondad y buenos gestos hay opiniones e intentos de manipulación para que se haga su santa voluntad, que me dejan algo intranquila. Desde que nació mi hijo, noto más estas intromisiones de mi suegra en nuestra intimidad.

El primer encontronazo tuvo lugar poco después de que naciera el niño, cuando se acababa la baja de maternidad y yo quería que se quedara a cargo de mi madre, ya que tanto mi marido como yo trabajamos y no podemos adaptar nuestras jornadas por completo.

Por muy buena mujer que sea, mi confianza en ella no es la misma que con mi madre y estando las dos disponibles, yo me sentía más cómoda llevando al niño con su abuela materna y confiando en que mi madre me haría más caso para adaptarse a nuestra forma de crianza. Mi suegra puso el grito en el cielo, porque quería la custodia compartida de mi hijo mientras nosotros estuviésemos en el trabajo.

La verdad, no me parecía que lo más adecuado fuera que el niño estuviese 3 días con una y 2 con otra, o las mañanas con una y las tardes con otra. Pero la señora se emperró tanto en que ella quería quedarse también con su nieto, que al final acabamos por llevarlo a la guardería para no molestar a ninguna de las dos abuelas y sobre todo para que el niños no cambiase de entorno ente cada pocas horas. En definitiva, que por no hacerle un agravio comparativo a ella, le hicimos un feo a mi madre y además elegimos lo peor para el niño.

Al cabo de un tiempo, me acogí a la reducción de jornada en el trabajo, pero mi marido y yo decidimos que como ya era el año previo a la entrada del niño en el colegio,queríamos seguir llevándolo a la guardería para que la adaptación escolar fuese más sencilla (o eso esperamos). Como ahora trabajo en turno de noche, mi suegra no entiende que me deshaga del niño cada mañana hasta mediodía. Debo parecerle la peor madre del mundo por querer disponer de unas horas para mí y cada vez que tiene la oportunidad deja constancia de lo mal que le parece esta decisión.

Tampoco entiende que hayamos decidido tener un solo hijo. Supongo que todas las abuelas se imaginan liderando una tropa de niños en jornadas domingueras, pero la verdad es que mi marido y yo tenemos otros intereses y estamos convencidos de que con criar a un solo hijo nos habremos realizado completamente como padres, podremos ofrecerle todo lo que esté en nuestra mano para tratar que tenga el mejor futuro posible…

Y mi suegra, hija de familia numerosa, no concibe la vida sin hermanos. Piensa que somos algo ineptos como padres, que nos vemos incapaces de sacar adelante a más de uno, o que somos unos egoístas por anteponer nuestras aficiones y “vicios” de ocio antes que la creación de una verdadera familia.

No son temas que aparezcan a diario en cada comida familiar pero ¡ay cuando aparecen todos! Tenemos concepciones completamente diferentes de la vida, y por tal de no entrar en una pelea grave acabamos quedándonos callados y dándole la razón en todo, pese a que luego no vayamos a modificar nuestro estilo de vida. Yo me pregunto si su suegra se metería tanto en su vida como ella en la nuestra. Y si esto es una especie de venganza por lo que ella vivió, porque de verdad no entiendo que tenga que seguir opinando siempre al contrario que nosotros, cuando ya le hemos dejado claro que no vamos a hacer caso de sus ideas en este tema. No sé si esto se le pasará con la edad o irá a peor ¿algún experto que haya vivido algo parecido y que me de consejo? No es que sea un mal mayor, pero hace que perdamos confianza, que no podamos hablar abiertamente de estos temas en las reuniones familiares y que se haga un silencio incómodo porque no queremos crear polémica.

Tu suegra

Tu suegra, ese demonio con apariencia de mujer, esposa y madre que esconde el mal en su interior. Si no eres capaz de enfrentarte o huir de ella, lee, colabora y comparte en silencio.

2 comentarios:

  1. No la soporto y desde que murió su marido siento que quiere acaparar más a su hijo lo llama dos veces al día siempre, se inventa enfermedades para llamar la atención y no la puedo ni ver hay demasiadas cosas que me hizo y no puedo perdonarselas

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras