• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

¿Quién eres tú y qué has hecho con mi suegra?

Mi suegra era una perita en dulce, como suele decirse. Una mujer activa, sociable y muy simpática, que adora a su hijo y a mí me quería (y quiere, eso no lo dudo) un montón. Era habitual que ella y yo hiciéramos planes para comer en familia, quedáramos para tomar café… en fin, un lujazo. Oía las historias de mis amigas con sus suegras y pensaba en lo afortunada que era, curiosamente, las peores historias eran las de amigas que ya se habían reproducido. Y yo sin caerme del guindo. Total, en ese estado de felicidad familiar, a mi marinovio y a mí, después de casi 10 años juntos, nos entraron ganas de reproducirnos, de convertirnos en padres y de convertir en abuelos a mis padres y a los suyos. Desde el principio, quién me daba más miedo con esto de los abuelos, era mi madre, que es bastante meticona …

¡Lee más!

Mi suegra y el bautizo de marras

Preparar un bautizo puede ser estresante. Pero si además tu suegra te va cambiando los planes, las fechas, el menú o los invitados… más. Mis problemas comenzaron 1 mes después de nacer el niño, cuando quise bautizarlo aprovechando el buen tiempo. Tenía ya un trajecito comprado, una fecha elegida y contaba con hacerlo. Pero no contaba con la suegra. En esos días, ella celebraba sus bodas de oro, y tiene una hija que vive fuera. Pues se plantó con que la “pobre” hija no iba a poder venir dos veces en un mes, que no podía hacerlo. Elegí otra fecha, un día que era festivo en mi ciudad, ideal porque así nosotros no teníamos que cerrar el negocio, pero a la vez era festivo y toda la familia podía venir. Claro, todos menos mi querida cuñada la que vive fuera… Otra vez, que cómo lo iba a hacer ese día, …

¡Lee más!

Mi cuñada quiere traer a su asistenta a mi boda

Si no lo digo reviento. Después de tener ya una niña con 3 años y de tanto tiempo viviendo en pareja, hemos decidido casarnos. Queríamos hacer el trámite simplemente, e ir los dos al juzgado con la niña y los testigos, firmar y se acabó. Pero claro, a mis suegros les hacía ilusión venir a la boda, aunque no hiciésemos celebración ni nada, y los invitamos. Estando ya ellos en la lista empezaron los comentarios acerca de lo difícil que es reunir a toda la familia, y que la boda sería una oportunidad ideal para que los hermanos de mi marido y mis sobrinos coincidiesen todos juntos. Que sería muy bucólico y muy ideal, y acabamos cediendo. Sigue siendo una boda diminuta, pero ya empieza a irse de madre y a dar problemas. Aunque el mayor obstáculo es mi cuñada. Mi cuñada es el colmo del pijismo, aunque físicamente no …

¡Lee más!

Mi suegra fue madre ¡y ya no se acuerda!

Desde que tengo hijos la relación con mi suegra ha ido a peor. No puedo entender ciertos comentarios y comportamientos de una mujer que ha digo madre antes que yo por partida doble, que fue primeriza en su momento, que ha tenido su propia forma de criar y que también tuvo o una suegra, que por lo visto se entrometía menos en sus asuntos de lo que ella se entromete en los míos. Nuestra relación era buenísima antes de tener a mi primer hijo, pero desde el momento del parto todo se truncó. Mi suegra se volvió muy absorbente y demandante, dando la sensación de que el niño le pertenecía a ella, que era la única indicada para tenerlo en brazos, para ocuparse de sus necesidades y poco le faltó para quitarme la idea de dar el pecho para poder monopolizar ella los biberones. Porque era un niño muy grande …

¡Lee más!

Mi suegra saboteó mi boda

Menos mal que decidimos casarnos por voluntad, planeando la boda que casi quisimos y que en el fondo no nos afectaron mucho los contratiempos derivados de la presencia de mi suegra y sus familiares en nuestra boda. Pero lo cierto es que estoy convencida de que mi suegra saboteó mi boda. No sí si queriendo o son proponérselo, pero nos hizo pasar por una serie de situaciones que querríamos olvidar, aunque a día de hoy yo aún no puedo hacerlo. Todo empezó cuando anunciamos que nos casaríamos. Queríamos un enlace sencillo y en la intimidad. Quizás reservar algún hotel rural y hacer una ceremonia civil con nuestros padres y hermanos. Y punto y final. Pero mi suegra (y también mi madre, no lo negaré) puso el grito en el cielo porque pensábamos hacer esa ridiculez de celebración. De hecho, le faltó tiempo para contarle nuestros planes de tontos a sus …

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras