• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Querida suegra ¡no puedo parir más deprisa!

suegra y parto

Imaginaos la situación. Llevaba ya 17 horas de parto, 9 centímetros de dilatación, cuando decidimos avisar a las familias. En buena hora, si lo llegamos a saber, avisamos cuando ya estuviéramos en la habitación. Vinieron mis suegros y mi madre. Mis suegros querían entrar al paritorio, estuvieron esperando cerca de dos horas a que el niño naciera, mientras despotricaban sobre todo el tiempo que estaba tardando… El parto duró 20 horas, menos mal que no se nos ocurrió avisarles cuando llegamos al hospital… Ellos sólo esperaron dos horas en la sala de espera. Cuando di a luz, antes de que vinieran a ver al bebé al paritorio, la matrona me dijo que ni se me ocurriera pasar al niño a nadie, que él necesitaba tiempo de piel con piel conmigo… pues… en cuanto entraron en el paritorio quisieron quitármelo de los brazos… Y yo, por supuesto me negué. Mi suegra, de lo primero que me dijo nada más verme fue…

Pues vaya, yo pensaba que iba a estar presente en el parto, para estar en una sala de espera no habría venido.

Sí, hombre, claro, la mujer se esperaba estar en el paritorio junto a su marido viéndome abierta de patas mientras salía mi hijo de dentro de mí ¡no te jode! Tardaron otro par de horas en subirme a una habitación, no había ninguna libre… Pues dos veces vinieron mis suegros al paritorio para preguntar si le pasaba algo al niño y por eso no subíamos…

Cuando por fin me subieron a planta, yo no me había separado de mi hijo, todo el tiempo había estado en mis brazos. Entramos en la habitación, vino una matrona y me dijo que se lo pasara al padre para poder hablar tranquilas. Se lo pasé a mi marido, la primera vez que cogía a su hijo en brazos. Pues ella acudió rauda y veloz ¡a arrebatárselo! Le dije que se lo devolviera y me respondió que quería tenerle en brazos, que aún no lo había tenido…a lo que le respondí que era la primera vez que mi marido le cogía en brazos, que era el padre, y que tenía derecho a poder tenerle en brazos él también…se lo devolvió con mala cara.

No me preguntó qué tal estaba yo, sólo preguntó si había sido natural, y al decirle que sí, dijo que entonces estaba perfectamente, que en los partos naturales no se pasaba mal, no como ella que tuvo dos cesáreas y eso sí que era sufrir.

Mi marido se fue a casa unas horas para poder descansar, ella dijo que pobrecito, que el pobre había estado toda la noche sin dormir, que estaría cansado… Totalmente de acuerdo, pero lo que ella no tenía en cuenta es que tanto el bebé como yo habíamos estado también esas horas despiertos, además de “trabajando”. Cuando le insinué que yo también estaba cansada, a ver si así pillaba la indirecta y me dejaba descansar a mí también, me dijo que yo era la madre, que era lo que debía hacer, que yo tenía que aguantarme.

Continuamente intentaba quitarme a mi hijo de mis brazos, una de las veces en que ella lo tenía en brazos, le dije que le dejara tranquilo, que tenía que dormir, habían pasado unas seis, siete horas desde el parto y el niño no había dormido nada. Le dije que le dejara en la cuna, cosa que hizo, pero siguió diciéndole tonterías y toqueteándolo. Le dije que así tampoco ¡que así era imposible que durmiera!

En ese momento, toda indignada ¡se me puso a llorar! Me dijo que era su nieto y que no le estaba dejando cogerlo, que no le dejaba tocarlo. Cosa falsa, ya le había toqueteado demasiado…

Le contesté que antes que su nieto era mi hijo, y que simplemente le estaba diciendo que el niño necesitaba tranquilidad…en ese momento empezó a asomar su parte victimista…

Muy dolida no debía estar, ya que al día siguiente volvió a presentarse en el hospital, entre diez y doce horas al día pasó en la habitación los dos días que yo estuve allí. El tercer día, el día que me dieron el alta, también quiso venir, nos dijo que así nos ayudaba a llevarlo a casa… Me negué, le dije que podíamos llevarle perfectamente nosotros dos solos, necesitábamos tranquilidad, cosa que ni ella ni su marido entendieron, ni durante la estancia en el hospital, ni posteriormente las primeras semanas ya en casa… Ese segundo día en el hospital me dijo que tratara de descansar, me tumbé en la cama, aunque en ningún momento tuve intención de dormirme, no me fiaba de ella, media hora después de haberme metido en la cama, vino a despertarme. Me dijo que venían sus amigas a ver al niño, y que me tenía que levantar, que cómo me iban a ver metida en la cama. Vamos, que me ayudó a descansar mogollón.

Otro día te contaré más historias de esta gran suegra que me ha tocado.

Tu suegra

Tu suegra, ese demonio con apariencia de mujer, esposa y madre que esconde el mal en su interior. Si no eres capaz de enfrentarte o huir de ella, lee, colabora y comparte en silencio.

14 comentarios:

  1. ¿Las amigas de la suegra también? O_o
    Esa no putea más ni queriendo, menuda elementa!

    • Sí, hija, sí, porque ante todo era nieto suyo, lo de que fuera hijo nuestro debía de ser algo secundario…
      Cuando tenía cuatro días, me dijo…ay, vamos a entrar en este supermercado, a ver si veo a alguien conocido…vamos, que desde que nació su afán ha sido el de exhibirlo.

  2. Pues yo te digo una cosa, hubiese hablado con mi pareja y le hubiese dicho que las visitas en casa, que se lo dijera a sus padres ya que a ti ni caso! O como mucho una horita y en presencia de los dos. Yo, eso no lo hubiese aguantado.

    • El siguiente tengo claro cómo será…hospital ni dios, sólo una visita de cortesía de una hora como mucho uno de los días y a correr, amigos o resto de familiares, que se esperen…y en casa…pues tampoco, que nos estresamos bastante también en casa, que venían día sí, día no, y el día intermedio los que venían eran mi familia…que es sí, estaban media hora o una hora y se iban…eso esta vez, tampoco, una vez a la semana y a correr.

  3. A mi querida suegra le deje claro que no quería que por el hospital apareciera nadie más que la familia cercana y las primeras semanas en casa también la mantuve a raya aunque por supuesto venia todos los días y pretendía presentarse allí con sus amigas.
    Ah! Y según ella yo no he parido porque tengo dos cesáreas… Hasta que un día me enfade y le dije que se llama PARTO por cesárea así que le pedí que por favor no me lo volviera a repetir

    • Si el caso es menospreciar el parto de las demás…me pregunto si en lugar de nosotras las que hubieran parido hubieran sido sus hijas, si pensarían lo mismo…seguro que no.
      ¿Así que ella también quería llevarse a las amigas? uff, qué petardas! ella y las amigas, porque yo si una amiga me dice que vaya al hospital a ver a su nieto, le digo que no, que no es el momento, que ya le conoceré,,,

  4. En mi caso tuve a los peques en un hospital a 80 km de donde viven nuestras familias, fue una cesárea programada. Mis hijos fueron prematuros con 35 semanas e inmediatamente después de nacer fueron a neonatos donde sólo podíamos entrar los padres cada vez que quisiéramos. Mis suegros el día del parto estuvieron hasta que se les hizo tarde porque jugaba el barsa, a los niños no los vieron porque estaban en neonatos y a mi tampoco porque el partido era más importante que mi estado de salud a pesar de llevar siete horas en reanimación. Al día siguiente volvieron con mi cuñado y casi me montan una fiesta en la habitación. Mi marido viendo el percal y escuchando a mi suegra decir que vendrían todos los días a pesar de no ver a los niños les dijo (por teléfono) que no se molestaran, que era una bobada hacerse 160 km para no ver a los peques y que yo necesitaba descansar.
    Respuesta de mi suegra: “no podeís prohibirme ver a mis nietos”
    A partir de ese momento la que había sido una suegra encantadora (con pocas luces) se convirtió…. en otra cosa…. ni que decir tiene que luego ella tardó casi un mes en ir a casa a verlos una vez dados de alta. Que nunca preguntó por como estaba yo, ni se ofreció a ayudarnos mientras me recuperaba de la cesárea y mientras mis mellizos estuvieron ingresados jamás preguntó por su estado de salud….

    • ¡Otra! ¡qué manía con lo de los nietos! que si, que muy bien, que son sus nietos, pero antes que eso son vuestros hijos, y me parece muy fuerte que no preguntaran por cómo iban evolucionando los niños, no me cabe en la cabeza, me parece una falta de humanidad terrible!

      Lo de que un partido sea más importante..uff, ahí se demuestra lo que realmente les importa, vamos, ¿cuantos partidos hay en la vida? ¿cuantas veces está tu nuera ingresada porque va a dar a luz a tus nietos?

  5. Que suegra más pesada por dios, yo la habría mandado a cagar, y le hubiera dicho a las enfermeras que no la dejasen pasar. La verdad que si sé que un familiar es así lo aviso el día que me dan el alta, porque aguantarla así 3 días y encima que luego venga con las amigas, ¿perdón? y que no te podían ver tumbada ¿perdón? si acababas de parir que quería que estuvieras bailando una jota, o de punta en blanco para recibir a las damas del planeta, dios!!!

    • Yo, que soy tonta, y creí que ellos tenían el mismo derecho que mis padres a enterarse de que estaba de parto..pero vamos, que soy tonta de remate.
      Bueno, de hecho, el mismo día que dí a luz, la señora cuatro horas después, diciéndome que si no podía levantarme ya de la cama, que llevaba mucho tiempo!!!!

  6. Parto inducido. Ingresamos a las 8h. Avisamos que por favor no viniera nadie hasta por lo menos el medio día. Toda la family se presentan a las 10h. Hasta las 17h ni rastro de contracciones. Cada hora hora la suegra queria que mi marido saliera a dar el parte y encima quejándose que tardaba mucho en parir. Estuve a punto de mandarlos a todos a la m…
    Cesárea de urgencia a la 1h de la madrugada, la enfermera saca al niño y la primera que lo quiere coger es mi suegra, obviously.
    La enfermera le dice que el primero tiene que ser el padre y que se aparte. Y encima cuando el niño lloraba iba corriendo para calmarlo ella. Aún sigue haciéndolo…
    La próxima vez no se va a enterar ni el tato si me pongo de parto!!!!

    • Uff, pero es que no lo entiendo! ¿acaso ellas en su parto parieron en un par de horas? Tanto que suelen presumir de saber de todo, no sé cómo no saben que cada mujer y parto es un mundo, y que es igual de normal parir en dos horas como hacerlo en treinta…Además, que no se dan cuenta de que en esos momentos estamos nerviosas, con las hormonas revolucionadas, y que necesitamos tranquilidad, no una persona que sólo se dedica a incordiar…

  7. Ayyy yo tengo una espinita muy clavada.. mi marido no asistió al parto porque fue todo tan rápido que no le dió tiempo a llegar. Al subir a la habitación con el niño, el no lo conocía y yo quería que fuese el primero en hacerlo y me paso como a ti o peor.. que ella se adelanto y lo cogió antes que el. Eso me ha sentado fatal. Tampoco se movió del hospital en los dos dias, pero la enfermera me hacia el favor de desalojar la habitación a una mirada mía 😉

  8. Vaya energúmena!!! lo primero es que me parece fatal que diga que para estar esperando en la sala de espera no hubiera venido. Pues que se quede en su casa, que en vez de ayudar, molesta incluso más.
    Yo tuve suerte con mi suegra. Vino cuando la peque ya había nacido. Mi marido no les avisó hasta entonces y solo estuvo un día. Después se esperó pacientemente, como le pedimos al fin de semana siguiente para vernos a todos. 🙂
    Mi madre trajo a todas sus amigas al hospital. Por suerte vinieron, nos dieron un beso, nos felicitaron y se marcharon para que descansáramos.

    Saludos

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras