• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Mi suegra, la defensora del tabaco durante el embarazo

suegra defensora del tabaco

¿Tu suegra defiende que tu cuñada fume durante tu embarazo?

Lo primero felicitarte por el blog, me gusta mucho y me consuela (aunque es muy triste por las demás chicas) saber que hay suegras mucho peores que la mía… Ya lo comenté hace unos días en uno de los posts en los que decía que mi relación con mi suegra siempre fue muy buena, como una segunda madre. Yo vivo a más de 200 killómetros de mi familia y a veces mi madre tenía celos de las cosas que hacía con mi suegra. Todo fue cambiando y empeorando cuando su hija, la hermana de mi marido, se quedó embarazada para mi boda. Mi suegra se desentendió totalmente de sus otros dos hijos (para ella siempre será su hija y luego los otros dos) y empezamos a distanciarnos. Podría contar varias cosas que me ocurrieron en la boda, pero hoy os voy a contar lo que me ha ocurrido desde que me quedé embarazada…

Hacía meses que mi suegra no nos invitaba a comer ni a nada, pero llegaban las navidades y había que preparar la cena de Nochebuena en su casa. Todos juntos, los 3 hijos con sus respectivas parejas, mis dos sobrinos y mis suegros. Yo estaba embarazada de 3 meses por aquellas fechas, y evidentemente cuidándome con las comidas, tabaco, bebidas, todo esas cosas, vaya… Mi cuñada y su marido fuman como carreteros, les da igual que hasta su hija esté delante (no les importaba cuando ella estaba embarazada, así que imaginad). La noche fue bastante bien, porque ambos cada vez que fumaban se iban a la cocina… Cuando ya se iban a ir, mi cuñada se va a la cocina y se trae el tabaco y el cenicero, y como si le leyese la mente miro a mi marido para hacerle un gesto de aviso.

Él le dice que no se le ocurra. Su otro hermano lo mismo. Su madre callada y ella ¿qué dijo? “Qué era el último y que no pensaba fumárselo en la cocina porque no le salía de ahí mismo.”

Yo blanca. Mi marido ya no dijo más y fue su hermano quien siguió diciendo que no estaba bien lo que hacía. Y entonces habla mi suegra para decirle a su hija que encienda la vela para el tabaco y ya está, que no es para tanto… ¿¿PERDONA?? Lo peor es que se acabó el cigarro, se puso el abrigo y se piró a su casa. Que digo yo que podría haberse fumado el cigarro en la calle ¿no?

Pues no fue la única vez, porque después de la cabalgata de Reyes, subimos a ver a mis suegros y volvió a hacer lo mismo. En ese caso fui yo la que me fui a la cocina atacada de los nervios y a los 10 minutos le dije a mi marido que estaba muy cansada, que nos fuéramos. Con dos cojones, me dice mi suegra que descanse y que cuide mucho de su nuevo nieto, acariciándome la barriga…

Lo que me costó callarme para no decirle que le importaba una mierda, si no no dejaría que su hija fumase como una carretera delante de mí.

Poco después mi marido y yo decidimos que íbamos a bautizar a la niña y que los padrinos serían su hermano mayor y mi madre. Mi suegra le pregunta por el supuesto bautizo y mi marido le cuenta que sí lo haremos y quiénes serán los padrinos… Su respuesta fue que desde luego no contamos nunca con su hermana y que aunque no se enfada con nosotros, sí que está molesta. ¿¿PERDONA?? Menudo ataque de nervios me entró a mí. Lo hablé con mi marido y le dije que no pensaba ceder, que hasta ahí podía llegar la historia. Que si cambiábamos a los padrinos sería porque ni su hermano ni mi madre quisieran serlo.

Los nervios no se me iban y me fui encontrando peor y ya mi marido preocupado por mi y por el bebé me hizo hablar y soltarlo todo… Después de un rato hablando lo solté, le dije que le podía decir a su madre de mi parte que si ella se molestaba porque no habíamos elegido a su hija para ser la madrina, a mí me molestaba que cuando su hija fuma delante de mí aunque le pidamos que no lo haga, ella no le diga nunca nada y encima la defienda. La cara de mi marido fue un poema, pero me dio la razón y desde entonces está mucho más a la defensiva en todo esto.

En fin, estas son algunas cosas que me han pasado en el embarazo. Necesitaba compartirlo, aunque entiendo que hay suegras peores. Me ha venido bien contárselo a alguien que no sabe nada de nuestras vidas y puede ser imparcial.

Tu suegra

Tu suegra, ese demonio con apariencia de mujer, esposa y madre que esconde el mal en su interior. Si no eres capaz de enfrentarte o huir de ella, lee, colabora y comparte en silencio.

10 comentarios:

  1. El otro dia vino la mia a nuestra casa a ver al peque (que hacia meses que no lo veia) (tiempo para otras cosas si tienen.. En fin esto es otro tema) y nos quedmos solas y dice me salgo a fumar, “S” ¿te vienes con la abuela? Y me quedo mirandola y ella misma dijo, -no…¿verdad? Y le conteste: – sales a fumar, tú verás (ironicamente y tono de no rotundo!) en fin… Embarazada, también fumó delante de mi alguna vez y yo miraba a mi marido en plan dile algo!!! (Aunque fuma poco pero fastidia bastante, que mi madre que fuma bastante no lo haga y ella si!!)

  2. Que bueno haber encontrado este blog! Mi suegra es una marciana, estuvo viviendo un año con nosotros en Londres despues de muchas diferencias y desencuentros que habiamos tenido durante años. Pero bueno nos ayudana con el niño, hasta que me volví a quedar embarazada y todo cambió. Se volvió majara, hasta el punto que un día me agredio fisicamente estando yo de 5 meses, y claro se largó de mi casa. Ya no hay relacion alguna…
    Por eso te entiendo! Lo que hay que aguantar.

    • Madre mía Carolina eso ya es de juzgado de guardia. No me extraña que no haya relación alguna. Me he quedado helada hija..

  3. Ufff, puede haber suegras peores y las hay. Pero tener que aguantar algo así no es plato de buen gusto, sobre todo cuando tu familia no está cerca y ella había sido tan importante para ti.
    Saludos y muchos ánimos

    • Si, ha sido duro pero me he centrado en mi bebé y mi marido y ya está. Gracias a dios mi marido sabe donde están los límites y lo defiende a capa y espada.

  4. Bueno a tu suegra y a tu cuñada las ve Mercedes Milá y vamos las encierra en la cárcel jejejejeje Yo tampoco soy defensora del tabaco, de hecho me parece una falta de respeto hasta que te echen el humo al lado tuyo, y menos cuando estas embarazada y es familia tuya. Yo de ti, hubiera cogido y las veces que ha fumado me hubiera ido de la casa la verdad. 😀

    • Pues creo que tampoco es para tanto….Yo estoy embarazada y alguna vez alguien se ha fumado un cigarro a mi lado y no pienso que me vaya q pasar nada ni a mi ni a mi hija….tampoco hay que exagerar…pero solo es una opinión.

  5. !ay cómo la entiendo! A la chica, no ha la suegra… Jejeje

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras