• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

La suegra del demonio ¡es mi madre!

suegra del demonioMi caso es un poco lamentable, ya que la que me ha estado boicoteando todo el embarazo, y ahora con la niña, y cumple el perfecto prototipo de suegra del demonio y del horror…es mi madre…
Empezando porque cuando estaba buscando el embarazo, le hacia insinuaciones para ir preparándola, y sus contestaciones eran del tipo “¿pero eres tonta?,no sabes lo que haces,lo niños te +++++ la vida”. ¡¡A mí que soy su hija!! Y lo dice una señora que ha tenido cuatro hijos, aunque tranquilamente nos dice que es porque no había los medios que hay ahora, que si no de qué hubiera tenido tanto hijo. Esto sumado al trato que tiene con mis sobrinos que son de fuera y cuando vienen de visita está deseando que se vayan, porque dice que la vuelven loca y que dan mucho mal. Pero luego a las vecinas les enseña fotos y dice lo mucho que echa de menos a los nietos y la pena que es que vivan fuera. Con este percal iba yo muerta de miedo. Cuando me quedé embarazada no me defraudó por supuesto. Empezó la guerra continua, todo lo que le comprábamos eran chorradas innecesarias (solo ella sabe comprar, aunque con las tallas no haya dado ni una, ni con las estaciones: tengo pijamas de verano que le valdrán en febrero y jerséis en agosto). Las clases preparto eran una tontada para perder el tiempo según ella, y la matrona por supuesto no tenia ni idea de nada. ¡Ella sí que sabe que ha tenido cuatro hijos!

El tema regalos fue para morirse, todo lo que venía de parte de otra gente era feo o no servía para nada, hasta el punto de decirme “¡uy! Este body se lo pones debajo de un jersey y así no lo ve nadie”,o “esto se lo pones para guarrear en casa”.Esto hablando de un body de Juego de Tronos chulísimo que me regaló mi hermano. Aún está rabiando porque una hamaca que me regalaron es el sitio favorito para estar de la peque.

Llegó el día del parto y fue todo muy rápido- Sólo nos dio tiempo de avisarles a ellos y poco más, pues cual es mi sorpresa cuando me suben a la habitación y me dice que no ha avisado a nadie..ni a mis hermanos…(mentira, porque luego descubrimos que había avisado a sus hermanas que viven fuera y no llevaban ninguna intención de venir). Así es que tuve que ponerme a llamar yo recién parida, con todo el subidón de las hormonas, que hay gente a la que luego no me acuerdo casi ni qué les dije, y claro, todos fliparon en colores…Eso sí, los tres días se me plantaba allí de las dos de la tarde a las diez de la noche sentada en una silla, cual guardajurado, a ver quién venía a visitar. Sólo le faltaba pedir el DNI al entrar en la habitación.

Y ahora estamos en el punto de que voy de visita y es como si la madre fuera ella. Invita a gente para que vea a la niña sin decirme nada. Me quita el carro y se lo pone ella delante, de forma que yo no veo a la niña. Si la tengo en brazos dormida busca las mil excusas para que la deje, incluso que la tumbe en el sofá que seguro que le estoy dando calor (de esto lo curioso es que uno de mis hermanos tiene una cicatriz en la cabeza de cuando se le cayo a mi madre del sofá, se ve que hay quien no aprende).

En cambio si la tiene ella y pide comer se la tengo que arrancar de los brazos para que me deje darle el pecho, porque según ella no es normal que coma tantas veces tan seguidas (le doy pecho a demanda) que lo que tengo que hacer es dejarla que llore para que haga hambre y coma como dios manda. ¡¡Esto hablando de una nena de dos semanas!!

Un día estábamos tomando algo y fui al baño. Cuando salí, no estaban ni ella ni la niña y me dice mi padre que se la había llevado a dar una vuelta por la calle porque lloraba mucho. Tardó veinte minutos en aparecer con la niña, aun llorando por supuesto, porque lo que le pasaba era que tenía hambre. Ahora intento apretar la vejiga, tanto que riáse usted de los ejercicios de Kegel.

Otro tema espinoso que le encanta recalcar es el de los parecidos. La niña es muy mezcla de mi pareja y mía. Pues según ella es igualita a nuestra familia,y si alguien comenta que se parece al padre dice que ni hablar con desprecio y casi con asco. Pero vamos a ver, es la persona con la que vivo y el padre de mi hija ¡córtate un poco! Esto también lo hace con mis sobrinos, somos todos iguales, según ella parece que practiquemos la endogamia.

La ultima vez que estuve en su casa,me llamo exagerada porque le pedí a mi padre que no saliera al balcón con las niña en brazos (juro que la tenía casi por fuera de la barandilla a lo Michael Jackson) y después me dejó de hablar por pedirle a ella que por favor no le diera besos en la boca…. Así estamos que después de quedar con ella me siento como si hubiera ido a la guerra.

16 comentarios:

  1. Tener una suegra loca es duro, pero que la loca sea la madre de una, es aún peor.

    Te entiendo, mi madre es aún más disparatada que mi suegra. Con decirte que es mi madre la que saca a relucir a ex novios míos de hace 20/años.

    • Es durisimo,porque si es la suegra hasta cierto punto la mandas a tomar viento,pero en el fondo es mi madre y la quiero a pesar de todo jajaja

  2. Ya veo que mi madre no es la única, hay cosas que mi madre no ha hecho, pero otras que parecen calcadas; mi madre si que quería nietos, en mi segundo embarazo quería niño porque mi hermanos se ha ido fuera a vivir y se ha ido con mi sobrino, así que mi madre quería un nieto parche. Y el otro día me salta, “ay madre mía, que guapo es, que bien me ha salido” (!!!???) perdona!? Me ha salido a mi, que lo parí yo!
    Luego esta el tema que mis padres están separados, pues se inventa cada movida de mi padre…. Es lo malo de tener una madre que miente mas que habla!
    Así que tranquila, no estas sola en este calvario… Yo siempre digo; “¿a quien coño he matado yo en otra vida?”
    Besos!

    • Yo la cosa es que mis sobrinos son todos chicos y claro ella quería una niña para el tema vestidos y pijadas varias,como me lo imaginaba yo estaba deseando tener un niño para que fuera “otro mas” y me dejara tranquila…

  3. Me pasa igual que a ti, mi madre se mete en todo lo relativo a la crianza de mi hija. Que si no le iba a dar biberón, que si que duerma con nosotros no es bueno que se va a poner mala… Lo último es que hago blw con la niña, pues mi madre siempre que voy a su casa,le prepara un cocimiento y venga a decirme que si me lo pasa por la turmix! Lo mas gracioso es lo que presume con la gente de la calle de lo bien que come la niña y de que todavía toma pecho. En fin.

  4. ¡¡Eso es lo bueno!! me critica todo pero luego presume de lo grande que esta y de lo guapa que va siempre,leches pues eso es que tan mal no lo estaré haciendo,dímelo aunque sea de vez en cuando,que un poco de reconocimiento nunca viene mal 😉

  5. Esto lo he escrito yo y no me acuerdo???? Ya creía que era yo la única que pasaba por esto.

  6. Yo no tengo suegra, pero con mi madre parece que tenga dos suegras

  7. Maria Mivinailart

    Es duro tener que soportar a la madre de tu pareja cuando hace esas cosas, pero que lo haga tu propia madre tiene que ser horrible…
    Mucho ánimo para sobrellevarlo todo lo mejor que puedas.

  8. Yo puedo entenderte. No, a lo mejor, hasta estos extremos, pero a mi me pasa lo mismo. Mi madre boicotea todo lo que es mío, pero porque no soporta no ser el centro de atención. Siempre hace lo mismo y la verdad es que tanto mi marido como yo, empezamos a marcarle unas pautas, si las quiere seguir que lo haga, si no…. ahí está la puerta, porque lo que está en juego es mi matrimonio y la salud mental de la familia.

    Te puedo contar las mil y una. Pero te contaré un par rápido.
    Una antes de la niña: Cuando les dijimos que nos casábamos, se alegraron un montón. Yo quería casarme en mi ciudad, Barcelona, donde si no?? Pues ella y mi padre convencieron a mi marido para que nos casáramos en el pueblo, provincia de Ourense, porque así venía mi familia que está casi toda allí. Es verdad que vinieron, casi todos, porque de la de mi madre casi no vino nadie. Pero es que la boda era solo de mi familia. Por supuesto, la familia de mi marido se negó a recorrer 1000 kilómetros, sabiendo que vivimos a la vuelta de la esquina.
    Cuando estamos mirando vestidos para ella: Pues un día me la encuentro mirando una revista de novias. Le pregunto que para qué la mira y me dice que es para su vestido. Pienso que a lo mejor es porque hay vestidos de fiesta, madrina, … Pero no, ella eligió un vestido de novia. Sí, sí, como lo escribo: DE NOVIA, pero me dijo que no me preocupara, que lo haría en rojo, para que no destacara. Cuando le dije que quería llevar a mis damas de honor de rojo, granate, porque hacían juego con mi vestido, me prohibió terminantemente que no se vistieran de ese color, que ese era para ella. Le dije que cambiaba el color de los vestidos si ella cambiaba su vestido, porque no era normal que la madre de la novia fuera vestida de novia. Y ahí cedió, eso sí, se compró un floripondrio para el pelo que fue la comidilla de toda la boda…. 🙁

    Con la niña: No sé por donde empezar. Pero te puedo decir que soy casi vecina, yo no quería, lo juro, pero mi marido era demasiado ingenuo. Ahora trabajo todo el día y mi marido está en paro, así que la peque se pasa el día con él. Pues ahí está mi madre, que como mi marido no pasa a verla por su negocio se cabrea y me llama a mi y me dice: Qué le he hecho yo a tu marido? Parece que me odie. Porque no me trae a la niña nunca. A ver, él no tiene porque llevar a la cría cada día para que la vea. Además él hace planes, se la lleva de paseo, lo que sea, pues nada, si no pasa por delante de su tienda, la tenemos.
    Ella es la manda con lo que hay que ponerle a la niña. La ropa?? sí la compra ella sin consultar y después cuando le digo que le queda justa, me manda a mi que la cambie. Que hago? Pues no hacerlo. Que aprenda o pregunte.

    Y si empiezo no paro. aSí que mejor lo dejo por ahora 🙂 🙂

    ánimos con esa madre!

    Saludos

  9. Eso me pasa a mi,que cuando empiezo…porque esto es un resumen de presentación,tengo las mil y unas jaja.Ademas como no conozco nadie en la situación al final me hace dudar y me acabo preguntando si el problema será mío,que soy muy exagerada,pero visto las reacciones aquí veo que no.
    Con mi pareja para no acabar mal hemos establecido que el solo venga en cumpleaños y navidades,el resto de veces si puedo,quedo estando el trabajando porque no tiene tanta paciencia como yo y como tu dices les he ido marcando pautas porque si no voy a disgusto por semana.

  10. Pingback: La suegra del demonio ¡es mi madre! (II)

  11. Mi sobrino murió por sacarlo fuera de la barandilla para que viera a los pajaritos según los suegros de mi hermana….ella no una lagrima soltó….pero sobre suegrasv me pasa igual es la mía y sobre darse besos en la boca o tocar culos u otras partes aunque sea de broma ni lo debe hacer nadie …fue una guerra tal que he tenido que poner tierra de por medio porque sobre lo que yo pidiese todo era tonto u absurdo….si lo que viesen ellos todo era perfecto…..

  12. Lo de los parecidos me suena… mi suegra (con la que ya no tengo relación desde hace más de un año, tras una bronca muy grande en la que intentó incluso pegarme y se tuvo que meter mi novio por medio) es de ese tipo. Cuando nació su primera nieta, ésta era igualita que su madre, y a día de hoy lo sigue siendo. Pero igualita. Pues según ella era exacta a su hijo, el papá de la nena, al que no se parece en nada. Con sus sobrinas también hace una cosa así, pero más selectiva. Estas dos niñas sí que se parecen las dos a su familia, pero según ella solo la mayor se parece a ellos, y la otra no. La pequeña no le gusta (la he visto comprar golosinas para la mayor y dejar a la pequeña con la mano extendida esperando su bolsa de chuches, para que te hagas una idea), así que para ella no puede parecerse a su familia, se tiene que parecer, como ella dice, a “los otros”. Un día le dije que la mayor se parecía a ella, y la pequeña a su abuelo (al padre de mi suegra), y yo creía que me escupía de la cara que me puso.

    Siento que en tu caso sea tu madre la que haga el papel de “suegra mala”. Pienso, según mi experiencia propia y lo que he visto en otras parejas, que lo más importante es que le hagas ver a él que reconoces lo que hace tu madre, y que esteis juntos los dos. Tu problema lo tuvo mi madre, que mi abuela se las traía, y ella se negaba a verlo. Al final eso solo le trajo problemas con mi padre y, cuando fui mayor y me di cuenta de las cosas, también conmigo. Para que te hagas una idea, cuando murió mi abuela, llevaba años sin hablarme con ella debido a los problemas que había traído a mi casa. Si mi madre la hubiera puesto en su sitio cuando empezó a meterse donde no la llamaban y a malmeter con todo, nada de esto hubiera ocurrido. Pero no lo hizo y la cosa solo fue a más, hasta que mi padre se hartó e incluso le prohibió la entrada en mi casa a mi abuela.

    Besitos y mucho ánimo. No tengas miedo de decirle lo que te parece que está bien o mal, y forma equipo con tu pareja. Si a ella le gusta, bien, y si no, que se acostumbre.

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras