• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Mi suegra y el exceso de prudencia

suegra y exceso de prudenciaLlevo un tiempo leyendo este blog y algunos testimonios de nueras que se quejan de que sus suegras malcrían a los niños, que se saltan sus normas a la torera, que no aceptan los consejos del pediatra o la forma de criar que han elegido sus hijos y sus nueras. Pues yo me encuentro en la situación opuesta y os aseguro que tampoco es plato de buen gusto tener una suegra que tiene cero iniciativa propia y que necesita consultar cada detalle para asegurarse de que lo está haciendo bien con la niña. Podría entender que si dejase a mi hija a cargo de una quinceañera inexperta, esta temiese meter la pata y cometer alguna imprudencia (aunque con 15 años seguro que sería más lanzada que mi suegra y menos tiquismiquis con el reglamento para cuidar de un bebé). Pero es que mi suegra ha criado a 6 hijos propios ¡6! Lo que me hace sospechar que todas esas preguntas que me hace acerca de las rutinas, las costumbres, la alimentación y el resto de cuidados de la niña son más una pose para quedar bien con nosotros, como una suegra obediente y que sólo hace lo que le mandan, pero que en realidad luego hace lo que le viene en gana.

La niña come de todo aunque, como a todo el mundo, hay alimentos que le gustan más que otros.

Mi suegra se ha acostumbrado a darle melocotones en su casa y para ella ya no existe ninguna otra fruta que la niña pueda comer ni de postre ni para merendar. Si un día se le ha olvidado comprar melocotones, o se le han agotado sin darse cuenta, empieza el drama por no haber sido capaz de tenerlos, y la ruta por las casas de las vecinas para ver si ellas tienen alguno suelto. No os quiero ni contar lo que pasamos cuando se acaba la temporada de melocotones.

A veces pienso en regalarle un árbol propio y que se cree un invernadero en su jardín, para que no le falte la fruta durante todo el año. Pues eso, que se ahoga en un vaso de agua cuando la niña come habitualmente de todas las frutas habidas y por haber.

Con el resto de comida tampoco tiene confianza. Es normal que cuando un bebé prueba algo por primera vez lo acepte o no, lo coja con ganas o desconfíe. La mía suele zampárselo todo, pero al menor gesto de desagrado mi suegra corre a la cocina para ver si hay que hacerle un filete, o un arroz o cualquier otra cosa que ya se haya demostrado previamente que le gusta. Y no entiende que esto no puede ser. Que la niña tiene que comer de todo, y mientras su odio por un alimento no sea extremo, de unas cosas comerá más, de otras menos pero en teniendo hambre esta niña come siempre. Y luego el tema de si le pone babero y una gasa para que no se manche la ropa, si debe acercar la trona a la mesa o mantenerla alejada a X centímetros, cuándo debe dejarla bajar de la trona y permitirle jugar, o darle agua, o pasar al postre…

Cuando le compra regalos nunca sabe si dárselos o no. Es como si los comprara por un arrebato nada meditado y luego se arrepintiese de haberlo hecho y no quisiera mostrar a los demás la compra. Nos dice que le ha comprado algo, pero que no sabe si le gustará a la niña o si nosotros estaremos de acuerdo con el artículo ¡pues dinos qué es y enséñanoslo mujer! Que así, con tanto acertijo, no podemos dar una respuesta clara. La mayoría de las veces no acierta con lo que compra, pero aún así, el exceso de prudencia le entra después de haber hecho el gasto, no antes, cuando podría consultarnos claramente para que la orientásemos.

Para el tema de horarios, de los cambios de pañal, el rato que puede estar en el parque, en qué tipo de columpios, con qué ropa, cómo debe ser el suelo del parque, o cuánta libertad le puede dejar a la niña también pregunta. ¡Tiene dudas sobre todo!

Y no es que sea una mujer mayor, pero igual que hay suegras que parece que nacieron sabiendo de todo y que no admiten un consejo o un comentario que no coincida con su forma de pensar, la mía es la suegra más manipulable del mundo y la que no tiene ni una idea propia. Esto nos genera mucha desconfianza, porque si estando con ella la niña tuviera una caída, un golpe o algún percance ¿no tendría ninguna iniciativa? ¿Nos llamaría primero para ver si la lleva a urgencias o la deja desangrarse? ¿Para asegurarse de que debe cambiarle el pantalón manchado de caca y no dejarle el sucio?

Pues eso, que ni un extremo ni el otro. ¿Dónde habitan las suegras normales?

Tu suegra

Tu suegra, ese demonio con apariencia de mujer, esposa y madre que esconde el mal en su interior. Si no eres capaz de enfrentarte o huir de ella, lee, colabora y comparte en silencio.

2 comentarios:

  1. Después de haber leído tu articulo dime a que dirección te mando a mi suegra y me mandas tú a la tuya. Porque prefiero mil veces suegras inseguras y manipulables que brujas que van de victimas
    La mia lo sabe todo, pero todo y todo además tiene el don cuál mosca cojonera de aparecer en cualquier lado y a cualquier hora. Que te quieres echar la siesta, ahí que va ella, que te pones a bañar al niño y aparece prácticamente con el albornoz puesto. Y lo peor que si te da consejos/ordenes que tú como madre ni compartes ni estás dispuesta a seguir entra en fase drama y ya no hay quien la pare. Morros durante un mes y mal metiendo a mi pobre marido cada vez que se queda a solas con él de la víbora de mujer que tiene.
    Ya llevamos un par de años con esa actitud y que casualidad que coincide con el nacimiento de mi bebé.
    Así que como he dicho si alguien quiere una suegra que no te deje ni respirar, te ordene como cuidar a tu hijo le mando la mía, y de regalo a mi suegro por eso de que estamos en temporada de rebajas porque ese si que es un mal bicho.
    Saludos!

  2. en este articulo solo veo el problema en la persona que lo escribe no en la suegra, es que también es que como sois, si la suegra no se preocupa por que no se preocupa, si se preocupa porque se preocupa demasiado, si no pregunta mal si pregunta mal…EMPATIA, hay casos que no existe la empatia porque madre mía que suegras.. pero agradar a un nieto por dios donde esta el problema, pues toda la vida mi abuela me hacia los domingos mi plato favorito que era cuando iba a comer a su casa y me compraba bocaditos d nata (actualmente no puedo ni comerlos de los empachones que me pillaba) como nieta era feliz no se que pensaría mi madre o mi padre de lo que hacia mi abuela, pero yo como nieta era feliz (por si os importa algo lo que sientan vuestros hijos) llevo años sin mis abuelos y estos son buenos recuerdos que guardo, y cuando sea abuela.. sere igual, ahora bien.. para que no los cuiden no hay quejas.. lo que tenían que hacer muchas abuelas/suegras es leer esto y deciros..cuida tu a tu hijo y así no tenemos problemas de comidas, pañeles etc..llevatelo a una guarderia y criticas a la de la guardería, si tanta incompetencia ves en tu suegra que si la niña se cae no va a saber llamar a urgencias o a ti a preguntarte no se q haces dejandosela pero diselo a la cara, no todo el mundo es super dedicido hay gente indecisa y no es criticable, no es lo mismo cuidar tus hijos que los de otro y siempre se va con mas cuidado y precisamente por cosas que a lo mejor ella ha vivido va con tanto cuidado y le da miedo daros los regalos, a lo mejor hay que mirar la paja en el ojo y no el ajeno.

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras