• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Yo tenía una suegra perfecta ¡hasta que se instaló en mi casa!

Cuando mis amigas y conocidas despotricaban acerca de su mala relación con sus suegras, yo siempre decía que daría el brazo derecho por tener a la mía cerca, porque para criar a mi hija sólo estamos su padre y yo, y no tenemos a más personas cerca que nos puedan echar una mano en caso de necesidad. Mi suegra es andaluza, y siempre ha sido un cielo de persona, conmigo y con mi criatura. Era la suegra perfecta. Las vacaciones en su casa son perfectas y nunca había tenido ningún motivo para quejarme de ella. Así hemos pasado muchos años. Mi entorno vivía infeliz y en un drama constante a causa de sus madres políticas y yo no era capaz de entender que esas señoras pudieran sacarlas tanto de quicio. Y entonces se produjo el hecho. Que no fue ni más ni menos que el notición de que mis suegros …

¡Lee más!

Mi madre ¡esa suegra!

¡Vuelvo a colaborar! Hoy pongo a caer de un burro a mi señora madre. Así no pesaréis que soy imparcial y que el único deporte que practico es mover los dedos para criticar a mi familia política. Aquí van las “perlitas” de mi madre… – Para todo lo que ella dice hay una justificación. Y si no, se la inventa. – Si no tiene la razón ella, el resto estamos equivocados. – Es capaz de discutir cosas sin saber. Incluso llegando a quedar como tonta. Recuerdo que se puso a discutir de fiscalidad internacional con mi marido… da la casualidad de que mi marido se dedica a eso. Así es que con sentido sabe más del tema mi marido que mi madre, que no tiene ni idea de fiscalidad, y sus conocimientos están basados en relación a lo que lee en el periódico. ¡Increíble pero así fue! Ella discutiendo hasta …

¡Lee más!

Manías de mis suegros que no soporto

manías de mis suegros

  En este blog he leído historias de suegras bastante terroríficas. No pretendo competir, no gana la que tenga la peor suegra y la mía no es especialmente mala, pero sí me gustaría compartir algunas manías de mis suegros que no soporto. Mi suegro es muy aficionado al dulce, pero tiene la manía compulsiva de limpiar los bordes de todo tarro que cae en sus manos, no sólo de Nutella, sino también de mayonesa, de lo que sea: va rascando con un cuchillo todo lo que se queda pegado al cristal, y luego alisa la superficie. Y como así nunca queda impecable, ¡rebaña con el dedo! Estoy yo acabándome la merienda y tengo que ver cómo va introduciendo por turnos varios dedos, frotándolos contra el interior del tarro y lamiéndoselos. Y claro, limpio queda, pero yo de un tarro así no vuelvo a comer. Y encima, recochineo: “¿Hoy no comes Nutella? …

¡Lee más!

A mis suegros… desde el cariño (I)

Hoy se estrena en Tu suegra Mamá universitaria. Ella habla sin tapujos de sus suegros, porque ya lo hace en su propio blog y no teme a nada. Son críticas “desde el cariño” ya que según nos cuenta, y a pesar de las discrepancias, por poco entendimiento que haya con la familia política, al final ella cuida de los padres de su marido como si de sus propios padres se tratara. Tiene la lengua rápida pero muy buen corazón. ¡Necesita un desahogo de vez en cuando y piensa volver por aquí! Y es que su suegra es un bicho con ella, con su hijo respecto a otros nietos, pero también con su cuñada y con una lista larga de personas. Genio y figura el de esta señora, y bastante aguante el de Mamá universitaria para no haber puesto tierra de por medio. No sé cómo comenzar a hablar sobre mis suegros… …

¡Lee más!

Los abuelos no están para educar

A La sátira ya la conocéis porque nos escribió previamente para contarnos aquello de que Los hijos de mis hijas… pero tiene una familia de lo más completita y parece que ha llegado a Tu suegra para quedarse. Y creo que todos nos vamos a alegrar con su decisión, porque en casa de su familia política se viven situaciones tan, tan… bueno, leed y juzgad vosotros mismos. Porque los abuelos bastante nos ayudan echándonos una mano en cantidad de tareas, pero hay ciertos límites que quizás sí deberían respetar. Aunque sólo sea por la salud e integridad física de sus nietos. En eso es en lo único que estoy de acuerdo con mi suegro, doy fe. Pero una cosa es “no educar” y otra, tocar los cojones a su madre. Yo, que soy muy lista y observadora, me operé de miopía y lo de lista es de nacimiento, he visto cómo …

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras