• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Las virtudes de mi Suegra. I Parte.

Como dicen, los comienzos siempre son difíciles, pero en mi caso y como veo en el de muchas de vosotras, hay suegras que siempre son difíciles. Voy a presentaros a la mía, que antes de conocerme ya me había puesto un apelativo cariñoso, LAGARTONA. (Será por mis escamas y piel verdosa).  No os asustéis por el mote, en él ya se denota el amor que profesa, y en su defensa diré que me ha llamado cosas peores. Os pongo en antecedentes para que veáis el contexto que da lugar a la relación que tiene mi suegra conmigo. Mi pareja y yo nos llevamos 11 años, empecé con él cuando  yo apenas tenía 20, y mi pareja llevaba años solo después de una relación que por lo poco que sé, fue algo tortuosa, y supongo que mi suegra ya tenía la ilusión de que se quedaría solterón para hacer con él lo …

¡Lee más!

Los hijos de mi hija mis nietos son, los hijos de mi hijo a saber de quién son

Si se les pregunta directamente, todos los suegros lo negarán. Pero hay más de un testimonio, y miles de evidencias de familias, en las que los nietos son tratados de diferente manera por el mero hecho de que quien los haya parido sea tu propia hija ¡o el demonio de tu nuera! ¿Se puede querer más a un nieto de una hija que de un hijo?  Hoy, la primera historia protagonizada por un suegro bicho. Seamos sinceros, la familia política no mola nada. Pero nada. Esto es como cuando estás en la etapa de novios con tu pareja, todo es muy bonito; pero al final, ese ser taaaan maravilloso se queda en sólo “ser”. Pues lo mismo pasa con la familia política. La mía es grande, los suegros y los tres cuñados. A cual más raro. Al principio todo es muy bonito; yo incluso, cuando salíamos de viaje y veía una …

¡Lee más!

Mi suegra y la metamorfosis de Kafka

De buenas a primeras, podríais pensar que este post iba a estar relacionado con la obra de Kafka (que es un poco como El Quijote, parece que Cervantes sólo escribió un libro), pero no. Este post trata de mi suegra, en un intento por entender qué clase de fenómeno científico pasó en su cerebro, para pasar de una suegra ideal a lo que tengo hoy día.

Por supuesto, todo cambió el día que anunciamos en casa de mi familia política que estábamos esperando un bebé. Ese día, lo hemos vivido todas, es como cuando sopla viento sur, que a todo el mundo le da un telele y ocurren cosas inexplicables (a Iker Jiménez le daría para un monográfico de un mes si no fuera por su empeño en hablar de psicofonías mal grabadas). Ese día perdí a mi suegra y se convirtió en un algo incontrolable que nunca más pudo ser domesticado.

¡Lee más!

Tu suegra y sus regalos inservibles

Si os hablase de los regalos que mi suegra le hace al niño, el post se acabaría aquí. No, no os hablaré de ello precisamente. Os hablaré de los pocos regalos y además poco acertados que le hace, y de como después me pide que se los devuelva. ¿A qué os ha sorprendido esto último? He de admitir que cuando nació mi hijo me regaló algo de ropita y además bonita. Varios conjuntos y patuquitos de recién nacido. Creo que estaba enferma en ese momento porque fue la única vez. No me quejo de los regalos, no son obligatorios y tampoco los necesito. Mi queja va por otro camino.

¡Lee más!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras