• ¿Tu suegra nunca le regala nada a tu hijo? ¡Autoabastécete y pasa de ella!

Las virtudes de mi suegra (II Parte) Es todo Amor

mi suegra es amorHola de nuevo, como sigo en mi afán de que a mi suegra la hagan santa, hoy os traigo otro post sobre las virtudes de mi suegra. Y es que ante todo es una buena mujer, bien hablada y me quiere un montón. En su casa es todo amor y nunca tendrá una palabra mal sonante para su familia, y con sus hijos es la mujer más cariñosa del mundo. (Modo ironía ON al máximo). En fin, con la perlita de suegra que me ha tocado puedo estar agradecida por tener salud…  Hoy os quiero contar otro episodio que tuve con ella. Y es que, sin miedo a equivocarme, esta señora es la persona que más me ha ofendido a mí y a mi madre. Ella es muy católica, creyente y va a misa varios días a la semana, deja mucho dinero en cepillos de una y otra iglesia, cree en Dios todo misericordioso y se cree casi divina como él, por tener fe ciega en él y dejarse la pensión del marido en la iglesia. Ella es la inquisición en persona y tiene que, sin saber prácticamente hablar de una forma educada (porque los modales no los tiene muy entrenados), evangelizar a todo el que tenga a su alrededor.

Bueno pues sumado a su afán inquisidor una madre “desapartada” (como dice ella, es que habla muy bien, la R.A.E le tiene un sillón preparado para el diccionario 2016/2017),  como es la mía. Y tiene que ir soltando perlitas como por ejemplo:

Los hijos de los “desapartados” no sirven para estudiar, porque son más tontos. O es normal que no tenga estudios si sus padres son “desapartados”.

Claro, se ve que tiene mucha relación la vida conyugal de los progenitores con él intelecto de los hijos…. Que diga cosas de mi madre me revienta, una vez soltó:

Que cuando mi madre se echara novio haber qué nos creímos nosotros, que lo iba a poner por delante, y que a un hermano mío que aún no se ha independizado lo echaría de mi casa. Incluido un tono de desprecio y odio hacia una mujer que no cumple las sagradas escrituras respecto del matrimonio.

Ese fue el principio de mi ODIO hacia ella, por aquel entonces yo aún no me podía creer que a semejante bicho nadie le hubiera dado dos tortas a tiempo, y no le contestaba, me mordía la lengua todos los días. De verdad, alucinaba, no me podía creer que esta mujer pudiese decir lo que quisiera sin medida ninguna y que NADIE le replicará nunca. Y como yo aún era muy tierna y  nunca en mi vida me hubiera imaginado tener que enfrentarme a  una persona así pues me comía con papas la mú….

Pero las cosas siempre tienden a peor, y aún faltaba insultarme desde lo más profundo de su corazón:

Eres una egoísta y una salvaje. Y una desagradecida que no agradeces nada de lo que hago por ti. Egoísta.

Esa frase la tenía que haber puesto de estado de FACEBOOK junto con el emoticono del WhatsApp con forma de caquita con ojos. De esa frase me siento muy orgullosa porque fue la primera vez que le contesté. No la insulté, porque la millonada que mi madre se ha gastado en mi educación tiene su fruto. La situación devino  porque yo perdí unos pendientes, y “los encontré porque ella rezó a San Antonio”.

Por supuesto ella va por ahí diciendo que yo aprobé mi carrera porque ella rezaba por mí en todos los exámenes. No porque yo me dejara los codos.

Bueno, pues yo que soy una salvaje, bruta, la provoqué, porque ella con toda su bondad me dijo “Dame las gracias por haber encontrado los pendientes” y yo le dije “Los pendientes lo has encontrado mi cuñadísimo” y después de eso soltó por su boca la frase de que soy una egoísta, salvaje y desagradecida. Iba acompañada de fuegos, dragones y centellas. Y le contesté que un cura diga que los que no creen en la iglesia católica son salvajes, son apreciaciones de ellos, y si soy egoísta y desagradecida no hagas nada por mí, que yo nunca te he pedido nada.

Me quedé descansando, porque ella es de hacer favores sin que nadie se los pida y sin necesitarlos y luego echarlos en cara. Después se aplacaron los vientos huracanados. Doy fe de que mi chico tuvo palabras muy duras con su madre, cuando estuvieron a solas.

Bueno, no quiero hacer muy largo el post, pero me quedan mil frases más que contaros, y muchas faltas de respeto de esa mujer contra mí y contra todo el mundo. Luego se confesará con el párroco y a dormir tranquila, porque ella es muy buena, y todo el pueblo la quiere mucho. (Ya escribiré otro post sobre la percepción de la realidad que tiene).

Otro día más, muuuucho más porque ya os avise que el Quijote a mi lado es un relato breve.

Un beso.

2 comentarios:

  1. Mi suegra al principio era de las que se llenaba la boca hablando de religión, también me soltaba permitas sobre los divorcios. No te imaginas las veces que escuche cosas como “tu seguro no terminaste la carrera por el divorcio de tus padres!” (Mis padres se divorciaron mas 10 años antes! Y yo deje la carrera por otros factores que nada tiene que ver con eso!). Pues ella se llenaba la boca… Hasta que un día, se ve que no podía con su rabia… En voz alta dijo que ella se debería haber divorciado, porque lleva viviendo un infierno desde el día que se caso con su marido (el padre de sus hijos!), y que ese matrimono fue el error mas grande de su vida! Tomaaaa y yo como buena hija de dios le dije que no hablar así del hombre que el señor le había puesto en el camino! Ella va con la bandera de la familia perfecta cuando no es así.

  2. Madre mia que señora!! Tendrá morro… se parece a Sor Quisquilla que suelta perlitas y con.eso de que se confiesa no pasa nada. En serio, haces muy bien en contestarle. Mi madre siempre me dijo que se puede decir las cosas a la gente con mucha educación y respetando. Yo siempre que he tenido que contestar algo a mis suegros o a su hija ha sido todo muy educado e irónico y siempre delante de mi marido, para no darles la oportunidad de que fuesen corriendo a contarle su propia versión…

¡Comenta y pon a tu suegra a caer de un burro!

  • ¿Necesitas más apoyo,consejos y trucos para lidiar con el bicho? Más literatura sobre suegras